Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

José Macías saca adelante a la ofensiva de los Diablos

Orgulloso del trabajo realizado por la ofensiva de los Diablos Rojos, José Macías, coach de los pingos presume el porcentaje de .303 que...

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 21 (EL UNIVERSAL).- Orgulloso del trabajo realizado por la ofensiva de los Diablos Rojos, José Macías, coach de los pingos presume el porcentaje de .303 que consiguió la novena en la temporada 2017 de la Liga Mexicana de Beisbol.

“El Toro”, cañonero panameño en la década de los 90, aseguró que no fue fácil la labor de encender los maderos escarlatas. “Han hecho buenos ajustes, el bateo se trata en gran parte de hacer ajustes pitcheo tras pitcheo, turno tras turno, juego tras juego. El proyecto de la mexicanización ha dado resultados y estamos en tercer lugar de bateo colectivo de la liga”.

Como encargado de la ofensiva, Macías afirma: “trato de no poner en la mente sus debilidades, sino simplemente hay que avisarles que hay que trabajar más en esos puntos para que mejoren. Y siempre estoy pendiente cuáles son los pitcheos que los están dominando a ellos mayormente y ahí indagamos sus debilidades, cuando yo puedo darme cuenta el punto donde les hacen más daño, entonces yo hablo con ellos, trabajo con ellos para prepararlos para el próximo turno”.
José Carlos Ureña y Julián Ornelas son los mejores ejemplos de su labor, ambos debutaron en el circuito de verano y los ayudó a conseguir muy buenos números.

Ureña terminó como el segundo jugador con más cuadrangulares (10) y el sexto mejor productor de carreras producidas (32) del equipo escarlata.

“Ureña siempre se preocupa por lo que es el bateo y estar fuerte, venir temprano, trabajar extra. Su cualidad siempre ha sido que el pitcheo que le lancen cerca, sobre todo la recta, si se lo dejan puesto donde a él le gusta, va a hacer daño porque es un muchacho que tiene mucho poder, aunque claro que llega un momento que lo engañan con pitcheos”, añade.

Ornelas fue uno de los jugadores novatos que sorprendió a los aficionados con su poder al bat. El joven de 20 años, originario de Tijuana, Baja California, conectó siete dobletes, un triple y produjo 16 carreras, en 43 partidos jugados en 2017.

“Ornelas es un muchacho que tiene un swing parejo que me hace recordar al ligamayorista John Olerud, por ser un bateador de contactos sólidos; tiene poder. Le falta un poco más de experiencia para reconocer otros pitcheos y darle en el punto exacto a la bola. Es inteligente a la hora de batear, tiene mucha idea; su swing es corto, compacto y explosivo”.