Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Van por un alemán

Desde que Cruz Azul terminó su participación en el Clausura 2017, varios nombres suenan para reforzarse. Eduardo de la Torre señaló que iba por...

CIUDAD DE MÉXICO, junio 17 (EL UNIVERSAL).- Desde que Cruz Azul terminó su participación en el Clausura 2017, varios nombres suenan para reforzarse. Eduardo de la Torre señaló que iba por cuatro jugadores al Draft de Cancún y sólo llevó a Jordan Silva.

Con el paso de los días se ha relacionado a varios elementos para los cementeros y hasta el momento ninguno ha llegado a la institución.


Entre los nombres más recientes están Christian Alemán, que en Sudamérica y sobre todo en Ecuador ya se le conoce como el sucesor de Christian “Chucho” Benítez.

También se ha ligado a la institución a Ricardo Centurión, extremo que juega en Boca Juniors y que está tasado en 6 millones de dólares.

UN TICO. El otro podría ser Bryan Ruiz, que es otro que entra entre los posibles fichajes celestes.
Hace unos días se le preguntó al tico si quería ir a Cruz Azul, pero afirmó que por una política del Sporting de Lisboa. “No puedo hablar sobre mi futuro”.

PURO HUMO. El primero que sonó fue Raúl Ruidíaz, actual bicampeón de goleo de la Liga MX, quien desde que terminó el torneo afirmó que quería cambiar de aires y de inmediato los celestes preguntaron por él.

Otro nombre que rondó La Noria fue el de Eduardo Vargas. El chileno de Tigres, al no ser titular en el equipo, se volvió un fruto del deseo en México y el extranjero. Pero por más que pujaron por él no lograron que se vistiera de azul para el Apertura 2017.

Su compañero, Ismael Sosa, fue pretendido tanto por Cruz Azul como por América, pero cuando se le preguntó a la directiva felina por él, lo pusieron como un elemento intransferible.
Otros nombres que sonaron fueron Álvaro Negredo y Fernando Torres.

Utilizó al Azul de trampolín
A pesar de que Cruz Azul no jugó la Liguilla por sexto torneo seguido, Martín Rodríguez aseguró que gracias a las actuaciones que tuvo en su primera campaña con La Máquina, lo llevaron a la Confederaciones.
“Al principio me costó adaptarme a la altura, pero creo que me acoplé al equipo de la mejor manera y jugué bastantes partidos. Saqué la mejor enseñanza del Cruz Azul. Y además me dio el paso para estar en esta edición de la Copa Confederaciones”.