Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Luis Ángel Menjívar le da a Veracruz su primera medalla de oro

El martillo rebasó los 51 metros para adueñarse desde entonces de la prueba

Luis Ángel Menjívar de Dios fue imponente, dominante ya que impuso su condición desde el primer lanzamiento, su martillo rebasó los 51 metros para adueñarse desde entonces de la prueba, para el tercero llegó a 54.03 metros, ya fue inalcanzable para el resto de los contendientes.

Fue así que el de Acayucan le dio a Veracruz su primera medalla de oro en esta Olimpiada Nacional.

El pupilo de Bartolo Garrido cumplió el pronóstico, era el mejor ranqueado en la víspera y hoy es el mejor del país en el lanzamiento de martillo en la categoría Sub 16.La plata fue para el sonorense José Chávez, con 51.65 metros, y el bronce fue para el chihuahuense Javier Arellano, con 46.30.

Menjívar de Dios expresó su emoción por haber logrado el objetivo de ceñirse el metal áureo.

“A eso vine, a ganar el Nacional, y pues emocionado por lo que acabo de hacer. Venía con mente positiva más que todo, sabía a lo que venía, llegar con mente negativa no deja nada bueno, todo atleta viene a ganar y a mí ahora se me dio la oportunidad”, dijo.

Sabe que el futuro será complicado al tener que subir ver categoría a la Sub 18, pero por eso afirmó que seguirá trabajando porque debe corregir cosas y superar su mejor marca, de 56.44, además de evitar los fósiles cometidos durante la prueba.

Dedicó la victoria a su familia, a su entrenador, y al público veracruzano que le apoyó desde las gradas destinadas para la pista “Isidro Rico Montiel” del Parque Querétaro 2000.

El corredor veracruzano Ángel de Jesús Maya Cruz supo cómo venir de atrás y se metió con mucho empuje a la final de los 800 metros lisos Sub 18, con un gran cierre a poco menos de 150 metros de la meta.

El de Jáltipan logró el boleto con la mejor marca de las semifinales con un minuto, 56 segundos y 51 centésimas.

“Mostré un ritmo, en lo que cabe, relajado y hasta los 600 metros se abrieron los competidores y en los últimos 120 decidí atacar con un golpe suficiente para llegar a la recta entrando firmes”.

Para concluir, comentó su respeto por los otros corredores que irán con él a la final, pero dejó en claro que él buscará refrendar el oro obtenido el año pasado en Monterrey.