Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

El “Loco” Leaño sueña con cambiar al mundo desde el banquillo

Marcelo Michel Leaño sueña con cambiar al mundo desde el banquillo. Le agrada que le digan “loco”. Los 30 años de edad que cumple...

Héctor A. Morales, Enviado
TEPIC, Nay., febrero 14 (EL UNIVERSAL).- Marcelo Michel Leaño sueña con cambiar al mundo desde el banquillo. Le agrada que le digan “loco”. Los 30 años de edad que cumple este martes le dan el ímpetu para creer que puede dirigir a la Selección Mexicana y en el futbol europeo.

En entrevista exclusiva con EL UNIVERSAL, el director técnico de Coras Tepic de la Liga de Ascenso revela que su mentor es César Luis Menotti y llega con la credencial de haber vencido al América en la Copa, rival al que buscará repetirle la dosis en el Estadio Azteca.

Las referencias acerca de usted, indican que está “loco”…
— Sí, estoy loco y me encanta saberme loco. Sueño con cambiar el mundo. Decía Steve Jobs que aquellas personas que creen que pueden cambiar el mundo, son las que realmente pueden hacerlo.

— ¿Cuáles son los síntomas?
Los síntomas son pensar fuera de lo establecido, lograr cosas que los demás dicen que no, creer que puedes superar los obstáculos, saber que los límites están más allá del cielo y desafiar al sistema.

— ¿Cómo es ese sistema?
En el futbol lo más importante son los futbolistas y pareciera que son lo menos, porque el sistema los ha ultrajado, olvidado, no los educa, no les da afecto, los utilizan como monedas de cambio, son infravalorizados. El sistema es todo aquello que le quita la pureza la vida.

— ¿Qué método emplea con sus futbolistas para desafiarlo?
No hay un método como tal, pero sí un camino y es el del amor. Me intereso por su vida, por sus historias. Hoy el entrenador debe hacerse experto de sus futbolistas.

— ¿Cuáles son sus influencias para ser entrenador?
Hoy en día hay que saber de psicología, cine, teatro, poesía, oratoria y liderazgo. Me gusta leer muchísimo, de futbol, poesía, a Jorge Luis Borges, Pablo Neruda.

A nivel entrenadores, soy un menottista, soy discípulo de César Luis Menotti, a quien conocí en Tecos.

Trato de aprenderle todo. Aprendí de Johan Cruyff y Josep Guardiola también es un referente para mí porque es un potencializador de jugadores y porque apela a la belleza del juego. Me encanta Juan Manuel Lillo, lo que hace Paco Jémez.

Lo que pasa es que el sistema es perverso, porque desprestigia todo por cinco partidos y no es así. Todas esas influencias te marcan y tratas de hacer lo propio. La persona que más me ha influenciado en mi vida es Jesucristo”.

— ¿Cuáles son sus sueños?
Mi mayor sueño en este momento es lograr que cada uno de mis futbolistas pueda ser feliz y llegue a Primera División. La mejor manera de lograrlo es ascendiendo. Voy a dirigir en Europa y a la Selección. Lo digo como una aseveración por dos razones: porque es mi sueño y porque voy a hacer todo lo posible por lograrlo. En la vida, los límites te los pones tú. Los seres humanos tenemos techos de cristal.

— Coras ya le ganó al “gigante” América ¿Cuál fue la fórmula?
Puedo jugar boxeo con Mike Tyson. Lo más seguro es que me ponga una “madriza”, pero no se va a ir limpio. David puede ganar a Goliat. Cuando David está convencido, entonces la magia sucede.

— Volver a ganarle, aunque sea en el Azteca ¿es posible?
Aunque sea en el Santiago Bernabéu. Vamos a ir al Azteca a quitarle la pelota al América. Nos gusta jugar al futbol y el futbol se juega con la pelota. No vamos a ir al Azteca a ver qué sucede, ni a buscar el empate. Este equipo de Coras demuestra que la solidaridad es fundamental. Y más si queremos desafiar al sistema.