Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Arturo Brizio debió irse antes del arbitraje, declara Bonifacio Núñez

Bonifacio Núñez lamentó que la gestión de Arturo Brizio en el arbitraje no haya sido exitoso

Bonifacio Núñez, exárbitro internacional mexicano, quien brilló por su particular estilo en los 80 y 90, lamentó la administración de Arturo Brizio Cárter en la Comisión de Arbitraje, subrayando que se han perdido dos generaciones de árbitros en México y no se ve un buen futuro para estos. En entrevista para EL UNIVERSAL Deportes, Boni mencionó que la salida de Brizio, debió ocurrir mucho tiempo atrás.

-¿Qué le parece la slaida de Arturo Brizio?
“Lamentable. No sé a que se deba.  Es lamentable porque después de cinco años es cuando viene la situación de renunciar… No veo por qué fue tan tardía. Dicen que es una situación personal. ‘Ya no sabo’, como dicen por ahí”.

-¿Se tenía que ir desde antes?
“Sí se tenía que irse mucho tiempo antes. Cuando llegó nos ilusionamos de que el arbitraje podía retomar toda la jerarquía que tenía, porque el arbitraje mexicano era respetado. Tenía una infraestructura que los que lo antecedieron la despedazaron. Hubo una serie de situaciones que realmente desilusionaron al no darse que viniera una mejoría palpable”.

Para Bonifacio, se han perdido ya dos generaciones de árbitros: “Son más de 20 años… cinco de él, donde no ha servido de nada”.
No se respetó al arbitraje, desde las entrañas mismas de la FMF: “Pusieron gente porque los señores de la FMF pensaron que la Comisión de Árbitros era el departamento de intendencia y que con escoba se podía dirigir el arbitraje. No resultó”.

-¿Brizio era el salvador?
“Ni don Arturo pudo salvarlo. Son dos generaciones que realmente se han desacreditado, han quitado la credibilidad que tenía el arbitraje mexicano”.

Resaltó sobre ese tema: “El arbitraje mexicano era respetado. Ahora son menospreciados, ninguneados, sobajados. Se perdieron 20 años, reitero, cinco con Arturo”.
Se habla que llega Armando Archundia ¿Será la solución?

“Es cuestión de un proyecto, no de una persona. La Comisión de Árbitros debe de ser una caja de cristal donde todos se deben de asomar, pero nadie meter mano. A la larga y a la corta ha redituado en eso. Vinieron a menos…”.

-¿Hay salvación?
“Es difícil de contestar eso. Es una cosa terrible lo que sucede. Pareciera que no hay autonomía dentro de la Comisión y esto en parte es culpa de la FIFA. No hay instructores de la calidad, no de la calidad que nosotros tuvimos. Eso reditúa en la conducción de los juegos… Parecía que el darles más dinero era la panacea para que fueran mejores árbitros y no, liego llegó el VAr que los exhibe. Es un desastre”.