Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Ira, su peor compañera

La FIFA dictó sentencia. Y fue inclemente contra Juan Carlos Osorio.

CIUDAD DE MÉXICO, julio 8 (EL UNIVERSAL).- La FIFA dictó sentencia. Y fue inclemente contra Juan Carlos Osorio.

Ese momento de ira que sufrió el técnico de la Selección Nacional, en el que gritó y se mostró agresivo en contra de los árbitros árabes en el reciente duelo con Portugal en la Copa Confederaciones, le costó al colombiano una suspensión de seis partidos. Adiós Copa Oro.
A Osorio le habían salido baratos sus enojos. En el choque ante Nueva Zelanda en Rusia 2017 expresó hacia el cuerpo técnico rival una grosería. No hubo sanción.

Con el paso del tiempo, al apodado “predicador” le ha costado manejar el entorno hostil que suelen tener aquellos que se atreven a sentarse en el banquillo mexicano. Ricardo La Volpe, Javier Aguirre y Miguel Herrera tampoco supieron, en su momento, manejarse con serenidad ante los constantes cuestionamientos de la prensa.
La prensa cafetera considera que el estratega del Tri comienza a sentirse abrumado por los severos análisis que ha sufrido, pese a tener más del 70 por ciento de efectividad.
“Nosotros notamos que ya está desesperado, porque Osorio tiene muy buenos números con México y aun así le dan varilla [tunden]”, analiza vía telefónica Johnny Gutiérrez, periodista deportivo de RCN Radio Colombia.

“Por lo que convivimos con Juan Carlos cuando dirigía al Atlético Nacional no es de tener esos arranques. Lo bueno que pudiera tener en la táctica, lo echa a perder con sus actitudes”, añade.
La Federación Mexicana de Futbol no reveló si apelará el castigo al seleccionador tricolor. De aceptarlo sin mayores reclamos, Osorio estará media docena de partidos sin poder presentarse en la banca nacional. La ira ha sido la peor compañera en sus días aciagos.

El Dato
La Copa Confederaciones de Rusia dejó ver la personalidad iracunda de Juan Carlos Osorio. Ante la impotencia de obtener mejores resultados, el técnico colombiano hizo reclamos airados a los árbitros.

Otros furibundos
Bigotón” iracundo. Durante su proceso mundialista (2002-2006), Ricardo Antonio La Volpe, poco a poco perdió la calma. En una conferencia de prensa, arrojó agua a los reporteros de la fuente que lo cuestionaban. Incluso, llegó a expresar “llevo cuatro años aquí y me la pelan”, en alusión a que las críticas no habían sido suficientes para que perdiera su puesto como seleccionador.
Patada “vasca”. Pese a ser un experimentado entrenador, Javier Aguirre pateó al jugador panameño, Ricardo Phillips, en un partido de la Copa Oro en 2009. Esa agresión del “Vasco” provocó que la escuadra centroamericana le reclamara al entonces seleccionador tricolor. Aguirre se mostró arrepentido: “No tengo justificación, nunca debí estar fuera del área técnica que me corresponde”.

“Piojo” explotó. Miguel Herrera tuvo un arranque de ira, que le costó el puesto como director técnico del Tri. Luego de la conquista mexicana de la Copa Oro 2015, el “Piojo” agredió al narrador de TV Azteca, Christian Martinoli en el aeropuerto de Filadelfia. La acción de Herrera se hizo viral en las redes sociales y Decio de María, presidente de la Federación Mexicana de Futbol, lo despidió del Tricolor