Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

“Antes de jugar tenía que moler cuatro botes de nixtamal”: Kikín

El ex futbolista compartirá su experiencia con jóvenes en Atizapán

El Universal

“Antes de salir a entrenar tenía que moler al menos cuatro botes de nixtamal”, relató Kikin Fonseca, ex futbolista mexicano, quien compartirá sus experiencias, junto con Ramón Ramírez, este 7 de marzo ante unos 900 jóvenes en el Teatro Zaragoza de Atizapán.

Francisco Fonseca, ex seleccionado nacional y jugador profesional del Cruz Azul y de Pumas de la UNAM, señaló la importancia de que los niños y jóvenes conozcan los tropiezos a los que se enfrentaron quienes lograron tener éxito y cumplir sus metas.

‘Kikín’ explicó lo difícil que es llegar a un equipo de Primera División en el futbol mexicano. “Hoy de cada 10 niños que les preguntas, la mayoría quiere ser futbolista, pero las posibilidades son muy cerradas y hoy más, con tanto futbolista extranjero naturalizado”, afirmó Kikin en conferencia de prensa realizada en este municipio mexiquense.

“Ni a Ramón ni a mí nos fue fácil llegar a Primera División, pero a pesar de lo difícil se puede lograr, pese a los obstáculos, a muchas piedras en el camino y a que por momentos  quisimos tirar la toalla, logramos nuestro objetivo”, apuntó Fonseca.

“Empecé a jugar en una cancha que le decían ‘la Lija’ en León Guanajuato,  tierra donde si te caías te raspabas todo, pero si tienes un sueño lo haces y lo disfrutas. Ahí jugaba cuando tenia 10 años, sin saber que iba a llegar a jugar en el estadio Santiago Bernabeu, ante más de 80 mil espectadores o tan sólo que iba a llegar a la Primera”, relató con emoción, quien fue seleccionado nacional.

De ahí la importancia de que haya campos y canchas deportivas, donde los niños y jóvenes se alejen de los vicios, porque el deporte te aleja de “situaciones malas como las drogas y el alcohol, por eso la idea es trasmitir a los jóvenes lo que hicimos nosotros para lograr nuestro objetivo”.

No es fácil llegar, reconoció Kikin Fonseca, quien rememoró que antes de salir a entrenar tenía que pararse en la madrugada, para dejar listos tres o cuatro botes de nixtamal molido, para luego irse a la cancha unas cuatro horas y además ir a la escuela.

“Cuando yo estaba en tercera división me exigían arriba de 8.5 de promedio de la escuela, ya que si no tenía ese promedio no podía estar en el equipo, tenía 17 años estaba en la Prepa, hoy ese debe ser un compromiso que tienen que hacer los clubes del futbol mexicano”, apuntó quien es reconocido como uno de los futbolistas mexicanos más destacados.

“Si tu motivación es llegar a ser futbolista para poder comer bien y comprarte una casa ‘agárrate’ de eso es válido”, señaló Kikin conciente de que muchos niños y jóvenes mexicanos juegan en canchas terregosas, sin contra siquiera con tres alimentos al día.

El lunes 7 de marzo a las 5 de la tarde, en el Teatro Zaragoza del municipio de Atizapán de Zaragoza, “contaré mis experiencias para lograr mi sueño y mi objetivo y ojalá más deportistas con trayectoria de éxito se sumen a contar sus experiencias, que de algo puedan servir a los jóvenes deportistas, no sólo a los que practican fútbol”, afirmó Kikin Fonseca.