Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

El “Púas” habla sobre videos del júnior: “No pasa nada”

Rubén "Púas" Olivares fue inmortalizado como arquetipo del pugilista bohemio por Ricardo Garibay en el libro "Las Glorias del Gran Púas", que después se...

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 12 (EL UNIVERSAL).- Rubén “Púas” Olivares fue inmortalizado como arquetipo del pugilista bohemio por Ricardo Garibay en el libro “Las Glorias del Gran Púas”, que después se convirtió en película.

A la par, se convirtió en uno de los más grandes boxeadores que ha dado nuestro país. Sus combates con Chucho Castillo, Bobby Chacón, Alexis Argüello, por mencionar algunos, lo catapultaron al Salón de la Fama.

Al preguntarle su opinión sobre el video del Junior tras perder ante “Canelo” Álvarez, donde aparece con mujeres de poca ropa, el “Púas” responde: “¡Está bieeeen! ¿Por qué no? Una cosa es la pelea y otra la fiesta. De que es malo, es malo, pero ya cumplió, ya subió, a hacer el ridículo o lo que sea, pero ya, está bien, no pasa nada”.

— ¿Entonces después de pelear puede irse con muchachas y eso?
— Hasta con muchachos.
— Con todo respeto, a usted también le gustaba la pachanga…
— Me sigue gustando, cómo no. Pero nosotros trabajábamos de verdad, cabrón.
— Después de sus peleas usted también se iba con señoritas ¿No?
— Con damas, pero nosotros trabajábamos de verdad, 15 rounds.
— Oiga, pero Chávez Junior tiene su esposa.
— En eso no me meto. Chávez hizo su desfiguro, pero a la familia se respeta.
— Usted qué consejo le daría.
— Yo no puedo darle ningún consejo al cabrón. Lo que él necesita es un cabrón que le enseñe, que le diga cómo. Un cabrón que le enseñe boxeo.

— Si sigue en la pachanga, Chávez se puede acabar su dinero…
— ¡Que se lo acabe, no hay problema! Ya sé por dónde vas. Pero no. Está muy joven, muy chavo, tiene que aprender mucho. ¡Arriba del ring! ¿Qué tienes que estar hablando de las muchachas? Eso es otra cosa.

“Arriba del ring hay que verlo, explicarlo, admirarlo. Arriba del ring él hizo una cosa horrorosa. Ya abajo que haga lo que quiera, arriba del ring debe hacer las cosas bien. Pero ¿Quién le enseña?”.

— ¿Nacho Beristáin?
-¡Ay, cabrón! Jajaja. Don Nacho es buen mánager, pero no, no. Alguien que le enseñe desde saber caminar, vestirse como boxeador, desde ahí hay que enseñarlo. A saludar a su público, cuando entra y a despedirse cuando sale.
— Porque a usted le gustaba la pachanga, pero arriba del ring era un gran boxeador, al júnior le ha faltado eso.

— A mí eso no me importa ni me interesa, no me metan eso, porque al rato ¡El “Púas” dijo…! Qué pasó, cabrones.
— ¿Y cómo vio la pelea?
— A los dos les falta técnica. Aunque “Canelo” tiene más ganas, más hambre. ¡No saben cerrarle la salida a un peleador! A un contrario le cierro la salida, lo meto a una esquina y ahí le doy hasta que se caiga el cabrón.