Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Covid-19 y lucha contra el racismo, así fue el regreso de la afición a la NFL

Los más de 16 mil aficionados vivieron muchas diferencias en su regreso a un partido a la NFL

Los cerca de 17.000 fanáticos de los Chiefs de Kansas City que asistieron al estadio Arrowhead el jueves para el inicio de la temporada de la NFL notaron muchas diferencias.

Debieron portar mascarillas y guardar el debido distanciamiento social. Y tampoco pudieron utilizar los penachos ni la pintura en la cara, como lo habían hecho tradicionalmente en los encuentros de Kansas City.

El primer cambio se realizó en medio de la pandemia, el segundo, en el marco de las exigencias de justicia social tras la muerte de George Floyd a manos de la policía en Minneapolis.

Los Chiefs, campeones del último Super Bowl, decidieron prohibir que sus seguidores muestren atuendos o gestos que puedan resultar ofensivos para las comunidades nativas estadounidenses.

Esas comunidades recibieron con agrado la medida y la consideraron un buen primer paso. En cambio, algunos fanáticos se mostraron frustrados, incluidos varios que estuvieron en las gradas cuando su equipo se convirtió en el primero en contar con público —menos numeroso que de costumbre— durante la pandemia de coronavirus.

“Creo que ha sido un poco exagerado, pero tenemos que seguir las reglas”, dijo Kory Noe, quien es dueño de un lote de autos en Stafford, Missouri. “Soy un gran aficionado del ‘tomahawk chop’. Ha sido la canción insignia de los Chiefs desde que empezaron y va a ser difícil no entonarla si la eliminan”.

De hecho, los Chiefs están impulsando un sutil cambio a esa coreografía, debido las quejas que la consideran racista. “Hemos comenzado a trabajar y hemos discutido sobre intentar educar a la gente y que sean conscientes de la índole sagrada del tambor en la cultura indoamericana, que también es visto como latido de la cultura”, dijo el presidente de los Chiefs, Mark Donovan. “Es fácil engancharnos a eso y decir, ‘bueno, es también como el latido del estadio’”.

Los cambios en Kansas City ocurrieron después de que varias franquicias profesionales, incluyendo a los Indios de Cleveland en las Grandes Ligas, han sido presionadas para que se deshagan de las imágenes consideradas insultantes.