Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Alexa Moreno va a Tokio por lo que dejó en Río

Conforme se acerca Tokio 2020, las cuentas pendientes emergen

El otorgamiento del Premio Nacional del Deporte y el orgullo de ser la gimnasta más exitosa en la historia de México podrían representar un techo en la carrera de muchos. No en la de Alexa Moreno.

Conforme se acerca Tokio 2020, las cuentas pendientes emergen y ella ve ahí la oportunidad de saldar lo que no se concretó en Río 2016.

“Quiero vivir unos Juegos Olímpicos plenos, sentirme satisfecha y quedar contenta con mi participación. El ciclo pasado me quedó un sentimiento de que pude haber hecho más y eso me impulsó a seguir”, relató la mexicana.

El parámetro, sin embargo, ha cambiado y, en esta ocasión, las calificaciones de los jueces no dictarán su manera de vivir la justa.

 

“Esta vez, quiero disfrutarlos a tope; decir que hice lo que pude y que di lo que tenía que dar, que me la pasé excelente y no presionarme por ningún resultado en concreto”, atajó.

Librarse de la presión no es sinónimo de reducir la exigencia, y la cachanilla no pierde de vista que el podio es el objetivo principal.

“Son mis Juegos Olímpicos soñados. Me estoy preparando para estar al nivel de pelear una medalla”, atizó.

Al fin y al cabo, en lo empírico recae el desempeño de una de las mejores atletas tricolores de los últimos años, y la confianza —sin exceso— ya la abrazó.

“Voy con un sentido de lo que se trata, ya sé manejar mejor las emociones; he madurado bastante, sobre todo, para competir”, expuso.

Y de la forma más sencilla, Alexa resumió su expectativa: “Va a ser una experiencia diferente, basándome en la anterior”.