Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Adiós a los rumores; Aaron Rodgers se queda en Green Bay Packers

El anuncio resuelve también la mayor interrogante que pesaba sobre la liga en este receso previo a la próxima campaña

Aaron Rodgers tiene la intención de disputar una 18va temporada con los Packers de Green Bay, una decisión que sacaría al reinante Jugador Más Valioso del mercado de agentes libres de la NFL.

El anuncio resuelve también la mayor interrogante que pesaba sobre la liga en este receso previo a la próxima campaña.

Rodgers publicó el martes en Twitter un mensaje mediante el cual confirmó que estará de vuelta: “Sí, jugaré con los Packers el próximo año”, dijo Rodgers. “Sin embargo, los reportes de que firmé el contrato son imprecisos, así como los términos del contrato que ‘firmé’. Estoy muy contento de estar de vuelta”.

NFL Network y Pat McAfee, quien presenta el programa “The Pat McAfee Show” en SiriuxXM y YouTube, informaron el martes que Rodgers seguiría con los Packers la próxima campaña. Rodgers tiene un espacio semanal en el programa de McAfee durante la temporada.

 

NFL Network reportó que Rodgers, de 38 años, llegó a un acuerdo por cuatro años y 200 millones de dólares, de los cuales 153 millones son garantizados. McAfee negó este reporte e informó que “el contrato no estaba finalizado”, pero agregó que Rodgers acordó continuar con los Packers.

La decisión de Rodgers se habría dado casi un mes después de que ganó su segundo premio consecutivo al Jugador Más Valioso y el cuarto de su carrera, todos en Green Bay.

Indicó que quería anunciar su futuro antes del inicio de la agencia libre la próxima semana. El reporte sobre su decisión trascendió en la fecha límite para que los Packers decidieran darle la etiqueta de jugador franquicia al receptor Davante Adams.

Casi simultáneamente, Green Bay asignó esa etiqueta a Adams. A menos que el receptor estelar firme un convenio de largo plazo antes del 15 de julio, devengará 18,4 millones de dólares en 2022.

Rodgers quería evitar lo sucedido hace un año, cuando su estatus fue incierto hasta el inicio de los campamentos de entrenamiento.

La dudas sobre su futuro en aquel momento se derivaron del desacuerdo entre Rodgers y la directiva. Rodgers aseguró en varias ocasiones durante los últimos meses que su relación con los ejecutivos del equipo había mejorado de manera significativa.

Los planes de Rodgers fueron objeto de especulaciones desde que los Packers pactaron un canje en el draft para seleccionar al quarterback de Utah State Jordan Love con la 26ta posición en el 2020. Tras referirse a su futuro como “un hermoso misterio” al final de la campaña 2020, Rodgers se saltó las actividades organizadas por el equipo y el minicampamento obligatorio tras un estancamiento en las charlas con la directiva del equipo.

En su momento dijo que quería tener mayor participación en el proceso de toma de decisiones.

El gerente general Brian Gutekunst indicó que la relación estaba en un buen momento.

“Me siento confiado de dónde nos encontramos ahora”, dijo Gutekunst durante el combine de la NFL.
Rodgers tuvo una agitada campaña de 2021 en varios aspectos, especialmente por unas declaraciones que dio sobre si se habría vacunado o no contra el COVID-19.

También tuvo que lidiar con una fractura en el dedo pequeño del pie casi todo el año, pero siguió jugando a un gran nivel. Lanzó 20 pases de touchdown, sin intercepciones en sus últimos siete encuentros de la temporada regular.

Condujo a los Packers a un récord de 13-4 y a su cuarto título consecutivo de la División Norte de la Conferencia Nacional.

Pero la temporada terminó con una decepcionante actuación en los playoffs. Los Packers anotaron sólo un touchdown en la primera serie del juego y no volvieron a alcanzar la zona de anotación al caer en casa ante los 49ers de San Francisco.