Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

“No es una amenaza, ya es un hecho”; Álvaro Ortiz sobre el posible parón de Veracruz

Los adeudos a los jugadores de Veracruz se salieron de control

La revolución de los futbolistas podría estar muy cerca… o no.

La situación que vive el Veracruz sobre los adeudos a los jugadores se salió de control y ahora la presión está contra la Liga MX y la directiva de los Tiburones Rojos.

Después de que se diera a conocer que el Veracruz no se presentará ante los Tigres el próximo viernes en el Luis ‘Pirata’ Fuente, Álvaro Ortiz, presidente de la Asociación Mexicana de Futbolistas Profesionales (AMFpro), confirmó dicha situación; sin embargo, esto aún podría cambiar

“Esto ya es una realidad, no es una amenaza. Los jugadores ya tomaron la decisión, pero aún no está cerrado. Hay un día y medio todavía para llegar a aún acuerdo, de lo contrario, no se jugará”, declaró Ortiz.

Las condiciones en las que viven los elementos del Veracruz alcanzan los tintes inhumanos: jugadores sin poder pagar las escuelas de sus hijos, utileros viviendo en el estadio, jugadores de la Sub 17 y 20 sin ningún peso, las jugadores de la Femenil en el olvido. Estas condiciones confirmadas por Álvaro Ortiz podrían ser el detonante de una situación sin precedentes.

El dirigente de la AMFpro advirtió que “esto no es una huelga, pero que sí espera solidaridad de los demás equipos y dueños”. 

 

 

Asimismo, señaló que la situación de los dobles contratos, una práctica frecuente en el conjunto escualo, podría llegar a su fin.

“Esto es un mensaje para todos los dueños. Esto no puede seguir pasando, además de que es un hecho que no sólo se da en Veracruz. Esta práctica está en varios equipos”, sentenció.

Ortiz lamenta que los dirigentes del balompié nacional ahora digan que no sabían de esta situación.

“La Liga, Controversia, todos, estaban enterados de la situación en Veracruz. Es una acción que involucra derechos humanos. Los jugadores del Veracruz están mal y no es una situación muy cómoda para ellos, pero están hartos de que se pise la dignidad”. 

Este tema explotó a penas, pero la pólvora se fue acumulando con el pasar de los meses. Hay elementos que no reciben paga desde hace seis meses.

 

Los jugadores de Veracruz se sienten abandonados y hasta cierto punto amenazados. Este es un problema que se viene arrastrando y lo único que pedimos es que se les pague lo que le deben. Ellos tienen responsabilidades, pero también deben pagarles”.

El tiempo se agota. Veracruz ya pasó a la historia como el peor equipo en el mundo, ahora podría hacerlo como el primer conjunto en alzar la voz.