Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Paul Aguilar espera un desenlace feliz

160220paul
El lateral del América señala que los clásicos están hechos para ganarse y desea sacudir a La Máquina

El Universal

Paul Aguilar sonríe. Visualiza que ganarle al Cruz Azul implica dar un golpe de autoridad y, de paso, mancillar el orgullo de uno de sus máximos rivales en la Liga MX.

Por eso, el lateral del América saborea el duelo de esta tarde. Quiere ganar porque “los clásicos están hechos para eso”. Espera un duelo con desenlace feliz para los azulcrema, frente una Máquina Cementera que presume de acudir al duelo en el Estadio Azteca embalada.

“Sacando un buen resultado contra un gran equipo que viene haciendo las cosas de buena forma es dar un golpe de autoridad”, amenaza el zaguero. “El equipo [águila] se prepara de la mejor manera para ello y ojalá hagamos las cosas muy bien y lo redondeemos con el triunfo”.

Paul hace un recuento de la actualidad emplumada. Nota que su equipo comenzó el Clausura 2016 con dudas, luego de que los resultados positivos no se le dio. Mas para el Clásico Joven viven un momento adecuado, ascendente.

“Me parece que hoy por hoy el equipo viene de menos a más”, enfatiza el veloz carrilero. “Es verdad que contra Veracruz [la semana pasada] hubiéramos querido otro resultado [distinto al empate 1-1] pero este partido contra Cruz Azul llega en buen momento”.

Sin embargo, Aguilar sabe que cualquier buena racha se desvanece en los encuentros de alta rivalidad cuando el silbante en turno decreta el inicio del juego.

“Hemos encontrado un buen funcionamiento pero en este tipo de partidos no importa quien llegue en mejor forma”, dice. “Importa en que haga mejor las cosas en los 90 minutos. Será un lindo partido y ojalá sea emocionante para todos”.

Esta tarde, el fubolista sinaloense cumplirá 300 partidos. Al hacer un recuento de su trayectoria como americanista, el lateral se siente congratulado de que Ricardo Peláez haya creído en él.

“Estuve transferible en dos ocasiones, pero la directiva decidió confiar en mí, para que tuviera continuidad y mantenerme en este club”, agradece. “Sólo me queda dar lo mejor de mí”.

Junto con el América, Paul quiere que su festejo personal, se convierta en el de sus compañeros también. Enfrentar a Cruz Azul y derrotarlo significaría un día perfecto, además del golpe de autoridad sobre uno de sus máximos enemigos para el éxtasis de su fanaticada.