Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

La liguilla la ganará… la inconsistencia

150512liguilla
Impredecible, como fue el Clausura 2015, así será la fase final del torneo, plagada de clubes bipolares, que ofrecen un partido espectacular y al...

El Universal

Capaces de golear o ser vapuleados por otro contendiente al título, de hilar siete victorias en casa o ser el mejor visitante de la Liga, de pasarse un tercio de la fase regular sin ganar o derrumbarse en los últimos 180 minutos. Así de bipolares son los ocho clubes que aún sueñan con dar la vuelta olímpica en el Torneo Clausura 2015. Sí, será una Liguilla de gitanos.

El futbol impredecible continuará como sello distintivo. No podía ser de otra forma después de un torneo que tuvo seis líderes distintos, de los que el Cruz Azul y los Xoloitzcuintles de Tijuana ni siquiera clasificaron.

Los Tigres son el tercer puntero en la historia de los torneos cortos (38 ediciones) que no alcanza la barrera de las 30 unidades. Sus 29 igualan lo hecho por el San Luis en el Torneo Apertura 2008 y apenas superan al América del Verano 2001 (28). Ninguno de los dos levantó el trofeo.

Felinos de balompié pendular, que fueron derrotados en uno de cada tres encuentros. Nadie ganó más que ellos (nueve triunfos), pero —junto con el Pachuca y el Santos Laguna—, son el segundo de los invitados a la ‘Fiesta Grande’ con más reveses (seis), sólo superados por las siete del Querétaro, que obtuvo 18 de las últimas 21 unidades que disputó, racha que le valió para ingresar en el sexto lugar.

Los dirigidos por Víctor Manuel Vucetich, único estratega que entró como relevo y avanzó a las finales, hilaron cuatro éxitos entre las jornadas 11 y 14, mayor racha entre los sobrevivientes, aunque no ganaron de la fecha tres a la ocho (un empate y cinco derrotas).

El Santos también acumuló media docena de juegos sin triunfo, de la fecha seis a la 11 (tres igualadas y tres caídas), mas ganar siete de los últimos nueve puntos posibles le alcanzó.

A diferencia del Guadalajara y el Veracruz, clubes que cerraron a la baja. Ninguno como las Chivas. Terminaron la fase regular con cuatro duelos sin triunfo (dos empates y dos derrotas). De la fecha dos a la 15, no recibieron más de una anotación en cada juego, pero en el penúltimo admitieron dos (Tigres) y en el último tres (Morelia).

Los Tiburones Rojos sólo se impusieron en uno de sus últimos seis encuentros (tres igualadas y dos caídas), pese a que perdieron el invicto hasta la fecha 10.

El Atlas fue el tercer peor anfitrión (11 de 24 unidades posibles), sólo por encima de los sotaneros Monarcas y la hoy descendida Universidad de Guadalajara, mas concluyó como el mejor visitante (17 de 27 unidades), clasificación en la que los Tigres apenas ocuparon el décimo lugar.

Lo que ayudó a los futbolistas de Ricardo Ferretti fue ganar sus últimos siete juegos en el estadio Universitario.

El América, otro candidato a dar la vuelta olímpica, fue goleado por el Veracruz y el Querétaro (ambos 0-4).

Fase final impredecible, plagada de clubes gitanos.