Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Hay que disfrutar el ser campeones: Emilio Gallegos

150511gallegos
Emilio Gallegos, técnico campeón y medallista de oro de la Universiada Nacional en futbol asociación, dio las reacciones de esa presea, lo que significa...

Por David Retureta Valencia
El técnico campeón en la pasado edición de la Universiada en Nuevo León se mostró contento por la medalla de oro obtenida y mencionó que hay que disfrutarla porque se lo merecen todos sus muchachos.

 

Es una medalla histórica para la Universidad Veracruzana, lo cual le da más realce a lo alcanzado, pero además, haberlo hecho contra las mejores universidades del país.

 

“Yo me siento muy contento en lo personal por haber contribuido a hacer historia para la Universidad Veracruzana dentro del futbol, no hay otro sentimiento que la felicidad en estos momentos para mí”, expresó el estratega.

 

Pese a la felicidad, Gallegos dio crédito a todos los involucrados en el proceso, tanto a los jugadores, como las autoridades y demás personas que no quiso mencionar a todos por temor a que se le olvidará algún nombre, pero que el crédito es de todos.

 

En cuanto a las formas y el cómo haber convencido y canalizar a los jugadores para llegar a esas instancias, según el entrenador, se debe a un gran proceso y que poco a poco se iban creyendo en su potencial ellos mismos.

 

“No sé si recuerden bien nuestro proceso, pero nuestro camino fue excelente, desde el festival deportivo universitario que me dio la oportunidad de ver a los chicos, la rivalidad que se daba ahí entre los campus, de una manera sana. Eso, de alguna manera motiva a que armen bien sus equipos, y al tener buenos equipos, tenemos mejor material humano para trabajar mejor”, externó Gallegos.

 

Durante ese mismo tenor, describió cómo se fueron dando los resultados etapa tras etapa, el estatal que se lo llevaron con suma facilidad, después el regional que dijo fue lo que más les costó porque se complicaron desde el primer partido. Pero supieron reponerse y llevarse boleto a la fase nacional.

 

“Allá (en Nuevo León) creo que las cosas se fueron acomodando, los chavos ya se la creían. Habíamos perdido un partido contra ellos, contra Chihuahua, pero de todos modos estábamos tranquilos, porque en ese primer partido pues la verdad es que tuvimos mejores oportunidades nosotros, aunque la posesión fue de ellos, nosotros tuvimos mejores llegadas, no las supimos capitalizar, regalamos oportunidades de gol y eso fue lo que nos costó el perder. Pero eso nos ayudó, porque sabíamos que si no cometíamos errores en al final, la íbamos a ganar”, dijo.

 

Recordó que en el minuto 12’ cayó el primer gol en esa final, pero apuntó el ahínco y valor de sus pupilos que no se agacharon, no se descompusieron y terminaron empatando en ese primer tiempo.

 

Asimismo, mencionó que los jugadores y todo el cuerpo técnico se dieron cuenta de que tenían cómo ganar una medalla de oro desde el momento en que emprendieron el viaje a tierras norteñas.

 

“Desde que nos fuimos, la gente no nos lo creía. Platicaré una anécdota de dos amigos que quiero mucho y me preguntaron que si iba a traer medalla, les dije que sí, me respondieron que de qué color y les mencioné que no sabía, pero de que estaríamos en el pódium, estaríamos”, relató Emilio Gallegos.

 

“Nosotros ya habíamos ganador una medalla de bronce, ya sabíamos lo que se sentía. Los dos años anteriores habíamos hecho un buen papel, no nos alcanzó por las circunstancias y lo bonito que tiene el futbol y este fue nuestro año de revancha”, explicó.

 

Cuanto a futbol, para Emilio Gallegos es la medalla más importante que ha obtenido la Universidad Veracruzana y la más significativa.

 

“Si hablamos desafortunadamente para los otros deportes, es muy complicado ganar una medalla en cualquier ámbito. Pero creo que tengo la fortuna de dirigir el deporte que es la cereza en el pastel, o sea, es un deporte que te da muchos puntos y que es muy difícil ganarlo”, agregó.

 

“Con esto no quiero demeritar lo que hicieron los otros compañeros, porque repito, ganar una medalla de oro es una cosa muy complicada. Sin embargo, este deporte siento yo que es el más importante, porque es el masivo. Pero creo que si le preguntáramos a cada uno como al de gimnasia, te podría decir que la más importante es la de ellos. A nosotros nos toca dirigir este deporte y la medalla dorada es lo máximo”, apostilló.

 

Ya en planes para próximas ediciones, Emilio Gallegos ya sabe que se quedará con una base de esta selección, solamente Jonathan Camacho que ya es parte del cuerpo técnico es quien se retira como jugador, además de Eduardo Mendoza quien termina su maestría.

 

“Creo que de alguna forma nos pagamos mutuamente, ellos nos dan una medalla y nosotros los preparamos para la vida que es lo más importante”, dijo.

 

Ahora, los jugadores y el propio Emilio Gallegos saben que nos se queda aquí, que ganaron y que se volverán en próximas ediciones el equipo a vencer y refrendar un título es lo más difícil.

 

“Sí, y como dicen por ahí, ellos saben que se sacaron la rifa el tigre, porque ahora van a tener que trabajar más, van a tener que esforzarse más, Pero eso no es malo, al contrario, se convierte en un reto más para nosotros”, aseveró.

 

Por último, Emilio Gallegos reconoció que no se tiene nada ganado, pues pueden quedarse en etapas antes del nacional, ya que pueden quedarse en el estatal, o en el regional, por lo que está consciente de la labor que tiene que realizar y mejorar.

 

Gallegos se refirió a sus pupilos como anormales, y por la simple y sencilla razón de que no son como todos los demás jóvenes, quienes esperan el fin de semana para desahogarse, para salir, y ellos no.

 

“Todos los universitarios son chicos de viernes social, que esperan el viernes para relajarse, pero estos no, no pueden hacer eso, porque un descuido y pierden todos los atributos, yo por eso les digo que son anormales, porque además se tienen que dedicar a la escuela porque tienen que salir bien. Entonces en el ratito que tienen libre tienen que meterle al deporte. Para mí no son normales, porque no pueden hacer lo que hace la mayoría”, explicó Gallegos.

 

Concluyó agradeciéndoles a sus deportistas todo ese esfuerzo que realizan día a día por ser los mejores, además de felicitarlos porque lo que hicieron no es para menos.