Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

‘Nole’ prueba a Nadal

160109serbio
El tenista serbio será el primer gran examen de Rafa, en la final de Doha

El Universal

La final perfecta en el torneo de tenis de Doha entre los dos máximos favoritos, Novak Djokovic y Rafael Nadal, servirá al español de vara para medir su nivel con vistas al Abierto de Australia, primer Grand Slam de la temporada, que comienza en diez días.

Nadal y Djokovic se enfrentarán hoy por el primer título de la temporada en lo que será el enfrentamiento 47 entre ambos (23 victorias cada uno). Este choque los encuentra en momentos muy distintos.

El español venció primero al ucraniano Illya Marchenko por 6-3 y 6-4 y luego el serbio dejó en el camino al checo Tomas Berdych por 6-3 y 7-6 (3).

Mientras Djokovic completó en 2015 su mejor temporada, con 82 triunfos en 88 partidos y 11 títulos, tres de ellos de Grand Slam, el español tuvo quizás el peor año de su carrera, con tres títulos, ninguno de ellos trascendente.

Tras sellar su pase a la definición en Doha, Nadal se aferró a su buen final de temporada.

“Hoy tuve buenas sensaciones y para mí es importante seguir así después del buen final de temporada que tuve en 2015”, dijo Nadal tras vencer a Marchenko.

¿Dónde está la vara para Nadal? “No creo que sea decisivo lo de mañana (para medir nivel), pero siempre ayuda ganar. El termómetro es Australia”, respondió el español respecto a su rendimiento.

Lo cierto es que Nadal tuvo un camino accesible a la final, ya que venció a jugadores entre los puestos 66 y 94 del mundo, muy por debajo de la calidad de Djokovic.

Los antecedentes recientes tampoco lo ayudan: Nadal no pudo vencer al número uno en los cuatro partidos que jugaron el año pasado (todos en sets corridos) y cayó ante el serbio en ocho de los últimos nueve duelos entre sí.

Djokovic reconoció que el español está buscando cambios en su juego para mejorar.

“Estoy seguro de que estará haciendo todo lo posible para elevar su juego después de una temporada que no ha estado en sus estándares”, dijo el número uno sobre el irregular 2015 del español.

Confiado por alcanzar su decimosexta final en forma consecutiva, el serbio añadió: “era exactamente como quería comenzar el año: jugando la final ante uno de mis más grandes rivales, vamos a ver lo que sucede mañana [hoy]”.