Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Lamar Odom pierde el control y ahora lucha por salvar su vida

Foto: El Universal
El ex basquetbolista fue encontrado el pasado martes inconsciente en un burdel

El Universal

Lamar Odom no duró mucho bajo los reflectores del estrellato deportivo y la fama de Hollywood.

Descartado por sus adorados Lakers de Los Angeles, seguido a todos lados por las cámaras de un show de reality, el humilde chico de un barrio de Queens que entró al clan de las Kardashian por vía del matrimonio perdió el control de una vida que siempre estuvo al borde del desastre.

Khloe Kardashian intentó ocultar sus adicciones, y luego le dijo al mundo entero que no podía salvarlo. El dos veces campeón de la NBA terminó como un blanco frecuente de las páginas de los tabloides donde se publican los chismes más sórdidos de las celebridades.

Después pareció esfumarse, hasta que el martes fue encontrado inconsciente en un burdel y fue hospitalizado. Su esposa, de quien está separado, sus ex compañeros y la atención del mundo se volvieron a posar sobre él.

El hospital no ha comentado sobre la condición del ex jugador de 35 años, pero el reverendo Jesse Jackson fue uno de los que lo visitó el miércoles. Jackson dijo que Odom respira con ayuda de aparatos y que su condición ha mejorado.

“Aparentemente, por lo que dijo el doctor, está mucho mejor hoy que ayer. Al menos ahora tiene algún tipo de reacción”, señaló. “Está entubado, pero nos inspiró su presencia”.

Odom, un querendón de sus compañeros y de los televidentes por su personalidad humilde ante la fama, fue hallado boca abajo y solo el martes después de pasar cuatro días en el Love Ranch, un burdel legal en Nevada.

Odom empezó a “vomitar todo tipo de porquerías” después que un operado de 911 le dijo a los empleados del lugar que lo colocaran de lado, dijo el dueño del Love Ranch Dennis Hof en una entrevista telefónica con la AP. Odom se la pasó “socializando con algunas de mis chicas”, pero no fue visto utilizando drogas ilegales, indicó Hof.

En una grabación de la llamada al 911, el vocero de Hof, Richard Hunter, dice que Odom respiraba pero estaba en un estado de “sueño profundo”, y había fluido saliendo por su nariz y boca.

“Parece que está roncando un poquito. Pero está respirando consistentemente”, dijo Hunter.

Era la primera visita de Odom al Love Ranch, y le dijo a los empleados que había utilizado cocaína antes de llegar el sábado, relató Hunter.

Durante su estadía, Odom también consumió unas 10 pastillas de una sustancia vendida sin receta para mejorar el desempeño sexual, dijo en una conferencia de prensa la jefa de la policía del condado de Nye, Sharon Wehrly. El detective Michael Eisenlofel describió las pastillas como suplementos, e indicó que Odom los compró en el burdel.

Las autoridades obtuvieron el miércoles una muestra de sangre de Odom para averiguar qué había consumido. Los resultados podrían demorar semanas, dijo Eisenloffel.

Odom jugó la mayoría de su carrera de 14 años en la NBA en Los Angeles, con los Lakers y los Clippers, y se convirtió en un favorito de la fanaticada antes de hacerse incluso más famoso con las Kardashian.

Su noviazgo de un mes con Khloe antes de su lujosa boda de 2009 fue grabado por la cadena E!, y Odom apareció en casi dos docenas de episodios de “Keeping Up with the Kardashians” al igual que otros programadas de la familia, incluyendo su propio show “Khloe & Lamar” en 2011 y 2012.

Khloe Kardashian lo llamaba cariñosamente “Lam-Lam”, y ante las cámaras se preocupaba en voz alta sobre él. Incluso después que se separaron en 2103, las cámaras la grabaron llamándolo para preguntarle por su bienestar.

La gente siempre pareció tener un punto débil por Odom, cuyo rostro abatido llevaba las cicatrices de una vida llena de tragedias. Y la noticia de la hospitalización provocó una ola de tristeza y mensajes de apoyo de amigos y familiares.

Kobe Bryant estuvo junto con las Kardashian y amigos de la niñez de Odom a su lado en el hospital el martes por la noche.

“Obviamente espero que pueda superar esto, y que de alguna manera esto se convierta en el principio de un final diferente”, dijo Derek Fisher, entrenador de los Knicks de Nueva York y durante años compañero de Odom en los Lakers.

Incluso su padre Joe Odom, con quien Lamar no tenía relación, estaba en el hospital, dijo su abuela Florence Odom.

Las autoridades fueron llamadas al burdel en Crystal, Nevada, a las 3:15 p.m. del martes. Odom era muy alto para meterlo en un helicóptero, por lo que fue llevado en ambulancia terrestre hasta el hospital Sunrise en Las Vegas.

En un comunicado, Hof dijo que Odom “no se metió con nadie, y en ningún momento utilizó ninguna droga en presencia de alguien de la casa. Sí tomó alcohol de nuestro bar, y estaba utilizando unas cápsulas herbales para mejorar el desempeño sexual”.

Hunter agregó que los empleados del Love Ranch están adiestrados para “detener la fiesta” si ven drogas, y Odom sabía de la estricta política antidrogas del burdel.

Odom se estaba quedando en “la mejor suite VIP” con una reservación abierta, y estaba acompañado por dos mujeres, indicó Hunter. Gastó una cantidad de dinero de cinco cifras (más de 10.000 dólares), lo que hubiese sido negociado en privado entre él y las mujeres, dijo Hunter. Las prostitutas son empleadas independientes que se quedan con la mitad del precio negociado con los clientes.

Odom fue uno de los jugadores más talentosos de su generación después de una niñez difícil e Queens, donde su madre murió de cáncer cuando él tenía 12 años y su padre era un adicto a la heroína. Las drogas y el crimen eran la orden del día en su barrio South Jamaica, y el basquetbolista nunca se olvidó de sus raíces, usualmente escribiendo mensajes de tributo a su madre y abuela en sus zapatillas.

Con estatura como para ser un pívot, y con la habilidad para jugar incluso de armador, el muchacho con un elegante tiro y extraordinario control del balón era comparado con Magic Johnson cuando jugaba con un equipo juvenil junto con Ron Artest, quien luego sería su compañero con los Lakers.

A pesar de una carrera universitaria abreviada y manchada por escándalos y un arresto en Las Vegas, el talento de Odom era tal que fue seleccionado por los Clippers con el cuarto turno del draft de 1999. De repente, “estaba viviendo como un rock star de 19 años”, relató.

Poco después, fue suspendido por fumar marihuana.

Odom tuvo dos hijos en esos años, Destiny y Lamar Jr., con una ex novia, Liza Morales. En 2006, otro hijo bebé, Jayden, murió en su cuna por el Síndrome de Muerte Súbita, lo que hizo que Odom considerar retirarse.

A Odom le encantaba jugar con los Lakers, y en 2011 recibió el premio al mejor suplente de la liga. En 2010 conquistó su segundo título consecutivo de la NBA junto con Artest, quien para entonces era conocido como Metta World Peace.

Pero su carrera deportiva pasó a un segundo plano a medida que su vida se convirtió en un circo. Quedó destrozado en diciembre de 2011 cuando los Lakers intentaron canjearon, y eventualmente fichó con Dallas, a donde lo siguieron las cámaras.

“El año que lo canjearon la gente quería decir, ‘oh, es por culpa del show’. Nadie mencionaba los logros que tuvo cuando estábamos filmando”, dijo Khloe Kardashian en una entrevista con la AP en 2013.

De todas formas, el comportamiento de Odom preocupaba cada vez más a sus amigos y familiares. En agosto de 2013 no admitió ni disputó un cargo tras ser arrestado por conducir ebrio. Kardashian radicó la solicitud de divorcio cuatro meses después, y ahora sale con el astro de los Rockets de Houston, James Harden. El divorcio todavía no recibe la aprobación final de un juez.

Cuando las cámaras encontraron a Odom en una acera en agosto, el ex basquetbolista culpó a los medios por su caída en desgracia.

“Ustedes me han difamado, me dieron una paliza, me quitaron la confianza, me quitaron todo. No lo van a volver a hacer”, dijo Odom a TMZ en esa entrevista. “A todos los que conozco y que me apoyan, lo lamento, pero así es”.