Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Sigue Claudia Rivas con hambre de logros

160902rivas
En lo personal, la representante del Club Veratrix, es la misma mujer con hambre, con deseos de triunfo y que ansía más.

Edmonton, AB., a 02 de septiembre.- Intensa. Activa. Sonriente. Feliz. Claudia Rivas Vega no cambia, sino todo lo contrario. En lo personal, la representante del Club Veratrix, es la misma mujer con hambre, con deseos de triunfo y que ansía más.
El histórico noveno lugar olímpico en Río 2016 no es lo único que quiere para ser recordada y por eso ya tiene en mente Tokio 2020.
A Tokio llegaría alrededor de los 31 años de edad, algo que no la afectaría, ya que las recientes medallistas olímpicas oscilan los treintas.
Aunque de inicio debe concentrarse en cumplir una buena actuación en la octava fecha Serie Mundial de Triatlón, penúltima de la temporada, a celebrarse este fin de semana en Edmonton, Canadá y de ahí ratificar su buen momento en la Final Mundial de Cozumel a fin de mes.

 

“Me siento súper feliz, súper contenta, de haber logrado el noveno lugar, fue algo emotivo para mí por los entrenamientos que tuvimos y el año que estuvo pesado, pero estoy completamente feliz.
“Cuando regresé a Guadalajara todo el mundo me felicitaba, me decían que era un gran resultado, yo los veía y no me la creía aún, pero ya entrenando me di cuenta de la magnitud que es estar a dos segundos del Diploma Olímpico sí lo capté que era muy fuerte”, confesó.

 

Claudia consideró que en Río vivió la competencia de su vida, al ser un evento que se realiza cada cuatro años.

 

“Creo que llegan todos los atletas al 100 por ciento, entonces para mí y todos los atletas significa la competencia más importante de esos cuatro años”, apuntó.
La triatleta mexicana recordó que esa mañana del 20 de agosto despertó con una emoción especial, algo muy similar percibió una semana antes.
“Ya sentía la necesidad, ansiosa de querer arrancar, sentía el león, que lo quieres soltar, y para cuando desperté el día del evento tuve la misma sensación de querer arrancar, de felicidad de ir y que todas las que iban a competir conmigo iban al 100 por ciento”, comentó.

 

Rivas Vega reconoció que en su mejora tuvo mucho que ver el entrenador veracruzano Eugenio Chímal Domínguez, por su forma de trabajar tan involucrada con los deportistas que comanda.

 

“Ha sido muy representativo para mí el estar con él, porque lo siento muy cerca, como si fuera un amigo más y tenerle la confianza para decirle todo lo que siento y no sólo lo sentimental y emocional, sino lo más importante que es lo físico”, subrayó.
Ahora se enfila a Canadá, una tierra fría, que es una de sus principales dificultades, dejando atrás lo realizando en Río de Janeiro.
“Ahora que viene Edmonton lo vamos a tomar de entrenamiento, porque lo más importante es que nos vaya mejor en el Campeonato del Mundo”, resaltó.
Claudia confía en este tipo de resultados motiven a más niños a practicar deporte y en especial el triatlón, además agradeció a la gente que se expresó de diferentes formas para apoyarla y echarle porras.