Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Tuzos y PSV empatan en juego a beneficio de los damnificados

Al mediocampista del Pachuca, Jorge Hernández, se le puso la "piel chinita" este lunes al salir a la cancha del Estadio Philips

EINDHOVEN, Holanda, octubre 9 (EL UNIVERSAL).- Al mediocampista del Pachuca, Jorge Hernández, se le puso la “piel chinita” este lunes al salir a la cancha del Estadio Philips. Pero más allá de la experiencia de medir fuerzas con el PSV holandés, fue porque se trataba de un encuentro con causa humanitaria.

“Más allá de lo que se jugó en la cancha, me dejó la piel chinita el estar tan lejos y encontrar a gente que apoya a mi país ahora que lo necesita. Eso es algo de admirar, es algo muy bonito”, dijo a EL UNIVERSAL el medio de contención, tras el amistoso disputado entre el PSV y Pachuca y que se saldó con empate sin goles.

“Estamos muy contentos por el gran detalle del PSV (…) ojalá sigamos siendo solidarios, no sólo ante este tipo de cosas, también ante el hambre y la desigualdad que hay en muchas partes del mundo”, sostuvo el director técnico de los Tuzos, Diego Alonso, al hablar de la lección que dejó la gira por Europa más allá del futbol.

El amistoso entre PSV y Pachuca se caracterizó por diversos gestos de solidaridad con las víctimas de los sismos que sacudieron distintas entidades de México en septiembre pasado. Además de donar la taquilla completa a los damnificados (2 euros por boleto), los espectadores que compraron su entrada tuvieron oportunidad de realizar aportaciones adicionales. También los 200 miembros del personal auxiliar aportaron su donación de 20 euros.

Más allá de los recursos, los jugadores del PSV rindieron tributo a los damnificados mostrando al inicio del partido una camiseta que tenía en el pecho el mensaje “Fuerza México”, tal y como lo hicieron en el juego contra el Utrecht correspondiente a la sexta jornada de la Eredivisie.

La misma frase apareció frecuentemente en la estética valla de publicidad situada al margen de la cancha. Tampoco faltó la ola mexicana, ni el legendario “Cielito Lindo”, en un partido en el que el conjunto local creó varias oportunidades de gol pero no pudo concretar.

En total, alrededor de 12 mil aficionados acudieron al coliseo tulipán, entre ellos la fotógrafa Perla Domínguez, quien vive en Holanda desde hace 18 años. “Tengo familia en México que perdió su casa, quedó destrozada por el sismo; y ésta era una manera muy fácil de ayudar, porque aunque no estamos físicamente allá, nos duele que nuestra patria esté sufriendo”, dice portando sombrero de mariachi, la originaria de Monterrey.

“Me motivó a venir la gente que sufrió en ese terrible terremoto y el tratar de poner un granito de arena desde acá”, sostuvo por su parte el consultor financiero, Roberto Nieves, quien radica en Amsterdam desde hace dos años y es egresado de la Universidad de las Américas.

A los espectadores, entre ellos la mexicana Angélica Cuevas y sus dos hijos, no incomodó que Pachucha y PSV no se hicieran daño en el amistoso, pero sí la expulsión del defensa mexicano Joaquín Esquivel, quien en la recta final del partido hizo una falta en tres cuartos de cancha que le valió la roja.

El tarjetón fue emitido por el árbitro luego de que analizara la dudosa acción en el sistema de asistencia de video (VAR), una tecnología que está en prueba con la probabilidad de que en un futuro sea usada en la Eredivisie.

Para Pachuca el duelo sirvió de preparación para el próximo Mundial de Clubes a celebrarse en diciembre. Su breve gira por Europa incluyó un encuentro contra el equipo español Celta de Vigo, que terminó con marcador de 4-3 contra los Tuzos.