Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Liverpool no podrá entrar a Alemania para enfrentar al Leipzig

El Liverpool no tiene autorizado entrar a Alemania para enfrentar al Leipzig en la Champions League debiso a las restricciones por el Covid-19

El Liverpool no estará autorizado a entrar en territorio alemán para jugar su partido de octavos de final de la Champions League contra el RB Leipzig, previsto para el 16 de febrero, debido a las restricciones por la pandemia del covid-19, indicaron este jueves desde el Ministerio del Interior alemán.

La prohibición de entrada en territorio alemán desde Gran Bretaña no contempla “derogación especial para los deportistas profesionales”, dijo a la AFP una portavoz del Ministerio, precisando que el partido de fútbol RB Leipzig-Liverpool “no justifica derogar” la norma en vigor. Como consecuencia de ello, “el club del Leipzig ha sido advertido de que el evento previsto no entraría en las derogaciones existentes”, añadió.

El miércoles, el club de la extinta RDA había indicado que había solicitado a las autoridades alemanas la concesión para el Liverpool de una derogación que le permitiera entrar en territorio alemán.

Desde la pasada semana, Alemania prohíbe a las compañías aéreas transportar hacia territorio de su país a personas procedentes de países afectados por las mutaciones del coronavirus, con la excepción de los ciudadanos alemanes o las personas con residencia en Alemania.

Esta reglamentación está en vigor oficialmente hasta al menos el 17 de febrero y afecta a Gran Bretaña, donde una variante del coronavirus, que se estima más contagiosa, está muy extendida.

El RB Leipzig esperaba ya una decisión así y, según las informaciones de SID (filial deportiva de la AFP), está preparando un ‘plan B’ para su eliminatoria de Champions. La UEFA dio hasta el 8 de febrero al club alemán para encontrar una alternativa. Si no, el Leipzig se expone a que le den el partido por perdido por 3-0.

Los reglamentos de la confederación europea precisan que, en este tipo de situaciones, “el club que recibe (…) debe proponer un estadio de reemplazo adecuado. Ese estadio puede encontrarse en un país neutral (en el territorio de un país miembro de la UEFA), con la condición de que el partido pueda desarrollarse ahí sin ninguna restricción para ninguno de los dos clubes”.