Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

El Tricolor que busca dejar huella

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 3 (EL UNIVERSAL).- Ganar los seis puntos que quedan en el hexagonal final es la meta de la Selección Nacional...

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 3 (EL UNIVERSAL).- Ganar los seis puntos que quedan en el hexagonal final es la meta de la Selección Nacional Mexicana, que está en pie de cara a los juegos eliminatorios contra Trinidad y Tobago y Honduras.

Esto se hace “por entrega”, asegura Oswaldo Alanís; “por profesionalismo”, menciona Hirving Lozano; y también “por terminar primeros”, dice Elías Hernández. Pero… “si además podemos entrar en la historia, no estaría mal”.

Esta Selección de Juan Carlos Osorio ha sumado 18 puntos. Con cuatro más, de los seis por disputar, romperá la marca de Ricardo La Volpe, quien llevó al equipo nacional a Alemania 2006, con 22.

“Vamos a salir a ganar, a ganarnos un puesto para el Mundial, y si por ahí dejamos un legado, está bien. Es una buena oportunidad de escribir nuestra propia historia, dejar una marca, hacer las cosas mejor de lo que se ha hecho”, expresó el central Alanís.

Bajo esa consigna, “vamos a ir por todo; eso sí, sin arriesgar de más, pensando en lo mejor para la Selección y nosotros”.
Dentro de las circunstancias que están implícitas en estos posibles triunfos, se encuentra el poder ayudar a equipos que vienen detrás y que necesitan un empujoncito para entrar al Mundial o a zona de reclasificación, justo como el Tricolor lo requirió en el proceso pasado, pero la memoria en el futbol no es muy larga.

“Al final, México buscará sumar, a eso venimos, a quedar en primer lugar, no tanto por regresarle un favor a alguien, sino a dejar el nombre de la Selección en alto. Por eso y sólo por eso saldremos a ganar”, agregó el zaguero.

El final del camino se acerca, un camino que fue sencillo de transitar. Algunos dirían que fue “caminando”, pero que no estuvo lejos de críticas; hasta podría decirse que Osorio y su grupo le han callado la boca a todos sus detractores, aunque Alanís lo toma con más calma: “Los resultados son los que hablan, pero de eso a ver que le tapamos la boca a alguien… No. Lo principal es que respaldamos al profe, porque mucha gente no lo hizo y ahí están los resultados. Callar bocas puede ir de la mano, pero ese no fue el objetivo principal”.

La misión no es nada sencilla, aunque el juego contra Trinidad puede considerarse “de paso”, ante Honduras se pondrá a prueba el aplomo de muchos de los jóvenes jugadores, como Lozano, a quien seguramente le buscarán los tobillos: “Siempre estás al borde de los golpes. A veces toca, a veces no”, asegura un resignado Chucky. “Los juegos contra Honduras siempre son difíciles. Ellos van a salir a jugarse la vida en ese partido y nosotros debemos salir al doble. Creo que tenemos muy buenos jugadores para encarar esos partidos; ojalá nos hagan muy bien”.