Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

El futbol ganó por nocaut

El dramático final en el triunfo del Morelia 2-1 sobre Rayados de Monterrey con el gol del peruano Raúl Ruidíaz en el último instante,...

El dramático final en el triunfo del Morelia 2-1 sobre Rayados de Monterrey con el gol del peruano Raúl Ruidíaz en el último instante, en la agonía del partido, fue lo más emocionante en este fin de semana deportivo en México.

En contraste, la victoria de Saúl “Canelo” Álvarez sobre Julio César Chávez Jr por decisión unánime en 12 rounds, sin perder ningún episodio, fue tan fácil al no tener oposición de su adversario que la “gran batalla” no tuvo la emotividad y competencia esperadas pues resultó de un sólo lado. “Canelo” Álvarez ganó todos los episodios, le dio una paliza a Chávez Carrasco que tiró muy pocos golpes, sin ataque, con una defensa muy vulnerable, apático, y decepcionante en su actuación.
Al ganar en la Sultana del Norte, Morelia no sólo se salvó del descenso, provocó que el gran triunfo del descendido Jaguares 1-0 sobre el Atlas en el Estadio Jalisco fuera sólo anecdótico y también calificó a la Liguilla al superar en puntos al América, que cayó 2-3 ante Pachuca en el estadio Azteca. Con todo a favor y la clasificación en sus manos, las Águilas fueron eliminadas, sorpresivamente, cortando una racha de once presencias consecutivas en las finales.
En el ring de la lujosa arena T-Mobile de Las Vegas generó sorpresa la desesperante pasividad de Chávez Jr., muy lento, fuera de distancia, sin la fiereza que se necesita para aspirar al triunfo, sin estrategia clara y carente de la convicción que exige la gloria deportiva. Sólo por su mayor talla física y gran resistencia, pudo soportar el severo castigo del “Canelo”, quien mostró rapidez y puntería en sus combinaciones, excelente técnica en ataque y a la defensiva y, muy importante, la determinación y convencimiento para ganar, sin dudas ni titubeos.

Entre todos estos contrastes, en Querétaro, el campeón Tigres dio un golpe de autoridad al golear a los Gallos Blancos y clasificarse a la Liguilla al tiempo que, de la misma manera, el “Canelo” fue dominante, efectivo y apabulló a Chávez Jr., y levantó los brazos triunfante, confirmando su sitio en el selecto grupo de los mejores del orbe. Única coincidencia en el fin de semana deportivo, en este comparativo entre los dos deportes de mayor impacto y audiencia en México. En esta ocasión, paradójicamente, el futbol ganó por nocaut.