Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Chelís sobre promotores: Para que haya trampa se necesita comprador y vendedor

Chelís y el tema de los promotores: Para que haya trampa se necesita comprador y vendedor

“Fíjate, Carlos Hurtado me volvió a hablar después de muchos años…, sólo para saludar”.

José Luis Sánchez Sóla no se anda con medias tintas. El extécnico, que ahora aspira a un cargo público en Puebla, por el Movimiento de Regeneración Nacional, no se puede abstraer de lo que ocurre en el futbol y sobre ese escándalo donde se “evidenció” una red de promotores encabezada por Greg Taylor, que supuestamente controla el futbol mexicano, dijo: “Es un negocio, es un modos vivendi. A ver… El que vende zapatos es un promotor, promueve su producto y no tiene ningún problema. Pero en el futbol se puedes, pero ahí entra la ética. Un jugador de 100 pesos, te lo puedo vender en mil, pero para que esto se dé, el  compardor tiene que ser o muy tonto o cómplice para que sepas que ese guey vale 100 y te lo venden en mil…. O eres tonto o eres parte”.

A esa acusación de red o redes de promotores, “les falta decir que no hay trampa sin compardor y vendedor. Si sale el artículo como el Cártel de la mafia, pues pregunto ¿y los compradores? Ahí es de donde sale el dinero. Si en Transfermarkt dice  que vale 100 pesos, ¿por qué me lo vendes en mil? Ahí acabaría la discusión”.

Otras soluciones serían: “Ve tú por él, como lo hacía Panchto Hernández (ex dirigente del América) y evita al promotor, o trata con el club”.

José Luis Sánchez Sóla se ha alejado del futbol cancha. No sé ha retirado como director técnico, pero ve muy difícil que le den trabajo ya que en su trabajo como comentarista, no habla para quedar bien con alguien.

“Me comprometo con lo que hago. No tengo agenda, que podría tenerla. Trabajo en la TV (en ESPN) , por ahí veo que Xolos anda mal y no hablo bien de los directivos de Xolos para quedar bien. Yo hablo lo que veo. No tengo pelos en la lengua. No me callo muchas cosas. Cada intervención mía, es un tache, soy  incómodo”.

Le encantaría volver “quizá a los Estados Unidos, hay mucho más respeto por lo que uno hace, pero, no se me da. En Expansión he tenido oportunidad, pero no quiero, en Centroamérica, tampoco quiero porque me da fliojera salir de casa”.