Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Urías, una “Juliomanía” en construcción

Sin compararlo con Fernando Valenzuela, expertos afirman que Julio Urías ya es un fenómeno e ícono del beisbol mexicano como no había hace tiempo

En la mañana del jueves el Presidente Andrés Manuel López Obrador le dedicó un espacio en su conferencia matutina. Julio Urías era la sensación ese día. ¿El motivo? El pitcher de los Dodgers sería el encargado de abrir el quinto y decisivo juego de la Serie Divisional contra Giants.

Horas más tarde, el manager Dave Roberts decidió que Corey Knebel sería el abridor para el juego crucial y no Urías, como se tenía programado. Las redes sociales estallaron y gran parte de la afición mexicana veía en el timonel de Los Ángeles a un “enemigo público”; se había metido con el nuevo ídolo.

La imagen del Culichi comienza a cobrar mayor relevancia en Los Ángeles y en la afición tricolor. Para algunos expertos, es el inicio de la Juliomanía. Tal es el caso del expitcher Rodrigo López: “Creo que ya existe, se siente ese furor. Mantenerse en Grandes Ligas, en un equipo protagonista y donde te exigen mucho no es fácil. Esto sirve mucho a la promoción del beisbol mexicano. Inspira a la afición mexicana porque se está convirtiendo en un ídolo. Hemos tenido grandes jugadores desde Fenando Valenzuela, pero yo creo ninguno había hecho lo que está generando Julio Urías, aún así yo creo que Valenzuela es el máximo referente”.

 

Por su parte, Fernando Valenzuela Jr. no niega la Juliomanía, pero no cree que se iguale a la generada por su padre en 1981.

“Julio está haciendo su nombre y ya es un grande de México. Y seguirá creciendo, pero no creo que exista otra manía igual. No porque sea mi papá, pero él llenaba estadios cuando iba de gira, no sólo en Los Ángeles, iban a verlo lanzar. El fenómeno era distinto y era otro beisbol; no creo que se vuelva a ver una manía así… Lo comparo con mi papá la humildad, él calladito deja que su trabajo hable, no presume su trabajo”, comentó el expelotero e hijo del histórico “Toro”.

 

Alfonso Lazagorta, comentarista deportivo dice: “Qué bueno que haya mexicanos poniendo el nombre del país en alto, que se vea que no todo es narcotráfico. En la época de Fernando había dos motivos para abrir un periódico y sonreír: Valenzuela y Hugo Sánchez… De Julio Urías estamos por ver lo mejor. El salto que dio el año pasado con respecto al 2019 fue importantísimo. Que Julito termine por convertirse en Don Julio, depende de él”.

Con más de veinte años trabajando con jóvenes, tanto en la academia de los Diablos Rojos, como en el equipo grande,  el exlanzador ha visto el surgimiento de futuros estrellas de la lomita, entre ellos, el ahora estelar de los Dodgers, Julio Urías, a quien así recuerda.

“A mí me tocó cuando tenía 15 años, lo empezamos a seguir, ya después fue a la academia de Diablos Rojos y de ahí a Estados Unidos, desde chico mostraba esa inteligencia y soltura para lanzar, su pitcheo rompiente, ya se veía que iba a ser una superestrella”, comparte.

 

“Era muy serio, como tenía un problemita en el ojo, se veía como poquito triste, pero a la hora de que hacía los lanzamientos y se metía al juego, era un excelente lanzador. Me tocó verlo en el Foro Sol con una curva mejor a la que tiene muchos lanzadores grandes. Ahora es de los mejores lanzadores que hay en Grandes Ligas, el máximo ganador, para serlo es una cosa muy difícil”.

Así que descarta que haya algo que lo saque de balance, ni siquiera que de un momento a otro salga de la rotación para ser de nuevo abridor. “Cuando ya estás bien centrado y eres una persona que acata órdenes y se prepara día con día, eso no pasa. De relevo o iniciando está preparado para lo que sea, siempre con mucha humildad está listo para entrar a lanzar”.