Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Se dice listo a negociar “intereses”

151020osorio
El colombiano busca convencer con su trabajo a los grupos que rodean al Tri

El Universal

Todas las miradas del futbol mexicano se han posado sobre Juan Carlos Osorio, el colombiano que ha sido nombrado técnico de la Selección Nacional Mexicana.

Cada paso que dé, cada declaración que emita, cada decisión que tome será juzgada y cuestionada.

La pregunta es: ¿Osorio está preparado para encarar todo esto?

“Soy un hombre de bajo perfil”, manifiesta el sudamericano de 53 años, quien además de lo futbolístico, deberá lidiar con la política interna que se maneja en la Federación Mexicana de Futbol, con los intereses de los clubes, con las llamadas de promotores, con las peticiones de las televisoras.

Para todo eso se dice listo el nuevo dueño de la “silla más caliente” del futbol mexicano.

—¿Preparado para todo? ¿Hasta para afrontar los intereses que rodean a la Selección Nacional?

“Creo que sí. Me parece que en cuanto a lo futbolístico, que es cómo preparar al equipo, que entendiendo, es la razón para la llegada nuestra, sí; además de identificarnos con una idea de juego. Tenemos la capacidad de preparar, de planificar los compromisos que tendremos”.

Y en lo otro… “bueno, hay una logística detrás de la Selección, hay sedes de alto nivel. Hay grandes posibilidades de lograr objetivos y estamos preparado para ello”.

Parece que a Osorio hay que detallarle los temas que envuelve la palabra: “intereses”.

—¿Sabe que le van a exigir hacer… hasta comerciales?

“Sí… trataré de cumplirlos, pero les haré saber a los jefes que soy un hombre de bajo perfil. Me gusta mi privacidad, la de mi familia, pero entiendo que es la Selección y trataré de cumplir con todo eso”.

—Aquí hay que negociar en muchas cosas, hasta en las convocatorias de jugadores, se le comenta al técnico.

“Seguramente en ese aspecto vamos a tratar de llegar a un acuerdo con los presidentes de los clubes, que al final son los dueños de los jugadores y trataremos de familiarizarnos con los futbolistas, sin ser un obstáculo para los directivos, que eso es a final de cuentas lo que les importa a ellos”.

—La política no se queda fuera de la cancha, también existe dentro de ella. El vestidor del equipo mexicano ha estado dominado por líderes ejemplares, pero también por quienes imponen su capricho por encima del equipo. ¿Cómo manejar un vestidor en estas condiciones?

“El jugador mexicano como todo futbolista y todo ser humano responde a confrontaciones claras y directas, con objetividad. Tengo la impresión de que soy accesible. Me gusta tener una buena relación, sana con los jugadores. Pero… si es necesario cuando tenga que imponer, hablar y ser fuerte, no hay ninguna duda que lo haré”.

—¿Dicen que algunos jugadores mandan en la Selección?

“El mandar o no… eso es importante, pero es más importante cómo se hace, pero la idea nuestra es entrar con el convencimiento por delante, no por obligación”.

—¿Y a quién no convenza, adiós?

“Aquí trataremos de convencer por razonamiento. Es una Selección Nacional y los jugadores deben comprender que todos tienen ese privilegio de jugar en ella”.

—Muchos han exigido ser titulares… ¿aceptará eso?

—No prometo titularidad a nadie. No se le puede garantizar a ninguno. En el futbol mexicano debe haber una competencia sana en todos los sentidos, y ojalá que tengamos dos jugadores por posición, esa es mi idea”.

Ese es Juan Carlos Osorio, un tipo que se define simplemente como, de… perfil bajo.