Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Se niega a usar uniforme de EU; queda afuera del mundial

150810uniforme
Nick Symmonds se negó a firmar un contrato de patrocinadores y la la federación de atletismo de su país

El Universal

El mediofondista Nick Symmonds ganó el campeonato nacional en junio, pero quedó afuera del equipo de Estados Unidos que competirá en el mundial de atletismo de Beijing a fin de mes por una disputa en torno a los patrocinadores del equipo.

Symmonds, medalla de plata en los 800 metros en el último mundial, se negó a firmar un contrato que estipula que los atletas deben usar el uniforme oficial de la federación de atletismo de Estados Unidos, con el logo de Nike, en toda actividad del equipo y su nombre no figuró en la lista de inscriptos distribuida el lunes por la entidad.

“No tengo reparos en usar el uniforme en las actividades oficiales” , declaró Symmonds, quien tiene un contrato personal con Brooks, otra firma de indumentarias deportivas. “El problema es que nunca especifican qué es una actividad oficial. Lo hacen casi a propósito, así le pueden decir actividad del equipo a todo” .

Para Symmonds, quien ganó el campeonato nacional en junio, es una cuestión de principios.

“Me siento orgulloso de haberme plantado firme y librado otra batalla por los atletas” , dijo hace poco en su cuenta de Twitter.

Symmonds, quien tiene 31 años y está habituado a tomar posturas fuertes sobre temas sociales y económicos, considera que se le da a Nike demasiado poder para decidir qué deben usar los atletas y que eso puede conspirar contra sus posibilidades de firmar contratos de patrocinio por su cuenta.

La federación nacional de atletismo difundió un comunicado el lunes en el que dice que “respeta la decisión de Nick de no representar a Estados Unidos en el mundial” y que el requisito de lucir el uniforme del equipo “es común” en el mundo profesional.

“Deseo disculparme ante los aficionados que me querían ver correr” , expresó Symmonds. “Pero me pareció que no me podía sentir bien luciendo ese uniforme, mientras los atletas son intimidados y amenazados despiadadamente por la federación” .