Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

No ser mexicanos tibios, recomienda Diego del Real

160817diego
Más que alardear por su meritorio cuarto lugar en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, Diego del Real pretende heredar una lección a...

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 2 (EL UNIVERSAL).- Más que alardear por su meritorio cuarto lugar en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, Diego del Real pretende heredar una lección a las nuevas generaciones de atletas mexicanos.
“Para asistir a Río me pagué mi evento clasificatorio y a dos atletas más para que me hicieran competencia. Creo que cuando tienes en la mira una meta la persigues y haces lo que sea necesario para alcanzarla”, comentó el seleccionado.
Uno de los principales aspectos que hay que trabajar en nuestro país es la mentalidad.
“El camino para llegar al éxito es alejarse del complejo de victimización, dedicarse a entrenar sin polémicas y distractores. En mi caso mi psicólogo me insertó un chip y me mostró cuál era el camino para llegar al alto rendimiento. Excusas siempre hay muchas, pero eso debe cambiar”, explicó.
El atleta comenzó a practicar pruebas de campo por iniciativa propia siendo un adolescente.
“No lo hice para emular a alguien, yo no nací para ser seguidor, sino para escribir mi propia historia. Soy una máquina de objetivos”.
Al ser una especialidad poco conocida, el lanzamiento de martillo requiere de mucha investigación.
“Tengo que leer mucho, descubrir información día con día para estar entre los mejores del mundo. No debemos ser tibios mexicanos”.
Al seleccionado olímpico le gustaría que las nuevas generaciones se le acercaran para pedirle consejos sobre cómo llegar a la élite mundial y mantenerse en ella.
“Estoy seguro de que la gente pronto se acercará para preguntarme cómo le hice para obtener un cuarto lugar olímpico. Yo encantado de abrirle los brazos a todos y aportar a mi país. No se trata sólo de quejarse siempre, hay que actuar también”.
Del Real ya recuperó lo invertido en su preparación.

“Estaba seguro de que con una buena actuación regresaría mi dinero y así fue; las recompensas siempre llegan”.
La próxima meta del atleta es el Campeonato Mundial de Atletismo, donde buscará una nueva actuación histórica como la que consiguió en Río de Janeiro.
“Ya me conocen, no soy más un desconocido y me he puesto la vara muy alta para conseguir un excelente resultado”.
Gracias a su resultado en Río, Del Real no sólo representará a México en las competencias internacionales sino también como integrante del Ejército.