Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Tras ser amenazado de muerte, hombre que posó con el ataúd de Maradona solicita perdón

A través de redes sociales, diversos miembros de barras en el futbol argentino amenazaron de muerte a los empleados, quienes ahora temen por su...

Después de que se viralizaran dos fotografías de empleados de la compañía que ofreció los servicios funerarios a la familia de Diego Armando Maradona en las que se le observa posando con el féretro del “Pelusa”, el caos y el miedo se han desatado.

A través de redes sociales, diversos miembros de barras en el futbol argentino amenazaron de muerte a los empleados, quienes ahora temen por su vida.

De las dos imágenes que aparecieron en redes sociales, en una se ve a un hombre con un chico, quien levanta un pulgar mientras está al lado de Maradona. Son Claudio y su hijo. El padre trabaja en la funeraria Pinier, de la que ya ha sido despedido, pero -más allá de eso- teme por su vida, por lo que ofrece disculpas a quien se ofendió por la imagen.

LEER MÁS: Se filtra foto de Maradona en féretro y causa indignación en Argentina

“Pido respeto y perdón a todos. Mirá que le hice el servicio al papá de Maradona y al cuñado, y jamás lo hice (sacarse una foto junto al cadáver)”, relató Claudio, quien tiene 48 años de edad, en entrevista con la radiodifusora argentina Radio 10. “Estuve con Maradona cerca, en vida, y no lo hice, incluso sabiendo que es mi ídolo, (así es que) no lo voy a hacer de fallecido. No es mi intención“.

Su hijo, quien tiene 18 años de edad, también ha sido fustigado por la imagen.

Sé que mucha gente se ha ofendido, sé que lo han tomado a mal; mi teléfono está sonando porque me están llamando de todos lados, sé que molestó, pero nunca había pasado“, aseguró. “No fue intencional de mi parte, ni de mi hijo”.

De hecho, afirmó que jamás pensaron que la imagen se viralizaría. Incluso, que su actitud demuestra que él no pretendía posar para una fotografía junto al cuerpo del “Pelusa”.

“Cuando me avisaron que salieron todas esas fotos, ya había dejado a Diego para que la gente, el pueblo, se pudiera despedir”, narró. “Vine a mi casa a dormir, porque sabía que a las 2 (de la tarde) me tenía que preparar para poder llevarlo hasta el cementerio, como hice con toda la familia“.

Si vos ves la foto, soy el de anteojos, justo levanté la cabeza, ¿se entiende? Estaba acomodándolo y me dijeron: ‘Flaco, levantá la cabeza y mirá’. Y mi hijo levantó el pulgar. Nada más. Fue algo instantáneo. Lo que más quería era dejar a un ídolo para que la familia se pudiera despedir, como hice con toda su familia“.

Claudio tenía siete años trabajando en la empresa Pinier, que de inmediato lo despidió cuando se hizo pública la imagen y aseguró que es injusto, porque jamás hizo algo con la intención de lastimar o burlarse de Maradona.

Sobre la actitud con la que se le observa en la fotografía, dijo que “eran los nervios de que Maradona quede bien, poder llevarlo a la Casa Rosada, que tanto Giannina, Dalma (sus hijas), Claudia (Villafañe, su exesposa) y los familiares más íntimos puedan despedirse de Diego, que es un ídolo, y dejar bien a la empresa Pinier, porque tampoco tienen la culpa de esto”.

El problema es que la ira se ha desbordado en muchas personas.

Matías Morla, exrepresentante y amigo del astro, en su cuenta de Twitter identificó con el nombre de Diego Molina a la persona que aparece en la otra imagen. Aseguró que no descansará hasta que se haga justicia.

El código penal argentino sí permite que se inicie una acción legal contra ellos, porque la toma y publicación de imágenes así es considerado delito de instancia privada, pero se requiere que un familiar de Diego Armando presente una denuncia formal, lo que no ha ocurrido hasta ahora.

El caos y la indignación por lo sucedido ha llegado a tal grado que, en un audio que se ha filtrado en diversos grupos de Whatsapp, se afirma que Claudia Villafañe, exesposa del “Pelusa“, contactó a miembros de la Barra “La 12” del Boca Juniors, club en el que militó Maradona, para solicitarles que busquen a quienes aparecen en las fotografías y los golpeen, pero no hay algo confirmado.

A diferencia de Claudio, Molina no se ha manifestado, y algunas versiones no confirmadas apuntan a que está internado en un hospital, con severos golpes en su cuerpo.