Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Raúl Jiménez y Benfica, campeones de Portugal

Las Águilas obtuvieron su cuarto título consecutivo en la Liga y llegaron a 36 en total

El Universal

El Benfica se alzó este sábado campeón de la Liga portuguesa al vencer por 5-0 al Vitoria de Guimaraes, un triunfo con el que consigue algo inédito en su historia, ser campeón por cuarta vez seguida por primera vez en su historia.

El argentino Franco Cervi, el mexicano Raúl Jiménez, el portugués Pizzi y el brasileño Jonas, que hizo doblete, sellaron la victoria del club en el estadio de La Luz, lleno ante lo que ya se anticipaba como una gran fiesta para celebrar la llegada del título.

Con la goleada, el equipo lisboeta se une, a falta de una jornada para que concluya el torneo, al club de los que ya consiguieron encadenar cuatro Ligas consecutivas, el Oporto y el Sporting de Portugal.

Los “encarnados” acaban campeones con 81 puntos, siete menos que los que sumó durante la temporada pasada, pero igual de satisfactorios para el conjunto lisboeta, que sabía que tenía enormes posibilidades de levantar el trofeo.

En caso de no haber ganado hoy, un tropiezo este domingo del Oporto, segundo clasificado a cinco puntos de ventaja, les habría también hecho campeones. Si en este escenario los “dragones” ganaban, el título se disputaría en la última jornada.

Finalmente, esas cábalas quedaron descartadas ante la victoria por goleada de hoy, con la que el Benfica se consolida como el club más laureado de la historia de Portugal con 36 trofeos, frente a los 27 del Oporto y los 18 del Sporting.

Con toda la plantilla disponible, Rui Vitória no ha querido arriesgar contra el Guimaraes, cuarto clasificado, y ha sacado su once clásico, entre los aplausos de los aficionados.

Los resultados, tras un par de sustos al Guimaraes por parte de Salvio y Semedo, llegaron en el minuto 11 con un tanto de Cervi, que recogió un pase mal desviado por el defensa Douglas.

Sin dejar aliento al rival, en Benfica volvió a marcar gol apenas cinco minutos más tarde, gracias a un remate de cabeza de Jiménez, con asistencia de Ederson.

Los cánticos subieron de volumen en La Luz cuando de nuevo llegó la alegría, esta vez por un gol de Pizzi, en el minuto 37.

Ante la cómoda ventaja, las “águilas” ganaron seguridad y se gustaron, tanto que Jonas atinó y amplió el marcador en el minuto 44, con tanta euforia que se quitó la camiseta para celebrar, y fue amonestado con una tarjeta amarilla por ello.

Pletóricos al descanso, la calma marcó el inicio de la segunda parte, en la que el Guimaraes se centró en sus cambios y los lisboetas respiraron, hasta que un toque de Marega hizo que Cervi cayera y el árbitro pitase penalti.

Jonas fue el encargado de convertir la falta en el quinto gol de las “águilas”, que hizo que La Luz al completo gritara “¡campeones, campeones!”, desatando una fiesta que inundó el estadio hasta el pitido final.

La alegría desbordada se replicó en Marqués de Pombal, escenario de las victorias del equipo y que, desde primera hora de esta mañana, se preparaba para acoger la fiesta con un enorme escenario y varias pancartas del club.