Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Querétaro derrota 1-0 a Chivas de último minuto

Mario Osuna le da la victoria a los Gallos Blancos con un golazo en el ocaso del partido

El Universal

Un golazo de último minuto rompe con los miedos tapatíos y concede al “Rey Midas” su primera victoria como Gallo Blanco. El lejano bombazo de Mario Osuna rompe el par de roscas y acaba con la rachita de las Chivas, lo que compromete de vuelta al Guadalajara en el tema del descenso.

La Corregidora celebra, hasta entonces, ya sin Ronaldinho en el campo y con pocas aspiraciones de ganar. Éxito que cambia todo para los dirigidos por José Manuel de la Torre, pues el Rebaño volverá a naufragar en esta semana, pese a la inercia positiva que traía. Porque, para colmo, la derrota se combina con el triunfo jarocho y queda a merced de que Puebla le dé alcance en la porcentual.

Más gélido que la noche queretana, la primera mitad entre Gallos Blancos y Chivas ni siquiera provoca bostezos, porque el aire helado ni chance da para el ‘coyotito’ nocturno.

De tal suerte, que mientras la gente se retuerce en las repletas tribunas, el Rebaño se ordena mejor y aunque genera pocas aproximaciones de peligro, al menos tiene la posesión del balón y, por momentos, la iniciativa de la historia.

Ordenado, el Guadalajara se agrupa con una sólida línea de cuatro, en la que el “Dedos” Raúl López, Jair Pereira, Carlos Salcedo y Miguel Ponce evitan sustos en la puerta de Luis Ernesto Michel. Israel Castro y Carlos Salcido recuperan en la media y proyectan al “Conejito” Isaac Brizuela y a Marco Fabián, quien ingenioso ejecuta las mejores pinceladas, sin el acompañamiento necesario para redondear su movilidad.

Adelante, Carlitos Fierro aparece atrás de Aldo de Nigris, quien pronto sufre una lesión y deja el campo al minuto 19. Lo sucede Omar Bravo, sin puntería para poner en ventaja al conjunto rojiblanco.

Y es que precisamente al minuto 25, Marco Fabián catapulta a Omarcito. El trazo, perfecto, medido, lo controla Bravo con maestría, mas pretende resolver como crack y a la hora de bombearla el balón aterriza a un costado del poste izquierdo de Tiago Volpi, en la acción más clara del lapso inicial.

Ese lapso lo aprovecha Chivas para generar otras aproximaciones, como el intento de media distancia de Brizuela que viaja encima del horizontal o el cañonazo de Castro que con apuros controla Volpi. A Fierro le falta fuerza en su proyecto y la única de Gallos, en todo el primer lapso, es desperdiciada por Ronaldinho, quien habría pasado desapercibido, de no ser por el cabezazo, demasiado picado, que le queda fácil a Michel.

Gallos, aún sin Ronaldinho comprometido al 100 por ciento, batalla más en la recuperación del balón y deja que la posesión de la de gajos pase más por la visita. Corral, Martínez, Osorio y Bornstein, amparados por los contenciones Osuna y Jiménez. Orbelín Pineda aparece abierto como volante derecho y Danilinho por la izquierda, mientras ‘Dinho’ flota y el ‘Tito’ Villa se pierde solitario en punta.

Al reanudarse la contienda, Gallos despierta y mientras el Rebaño tirita de frío, George Corral aprovecha una serie de rebotes para lanzar un disparo que, sin dirección, termina a un costado de la meta tapatía, hasta entonces comprometida. El propio lateral derecho del Querétaro genera otra aproximación, mas esta vez el zurdazo vuela a tribuna.

Pasado el temporal, el Rebaño recupera el balón, mas no tiene profundidad. Aún así, la afición Chiva que asiste al inmueble corregidor, atreve los “oles” y “¡Chivas, Chivas!”
Víctor Manuel Vucetich se da cuenta que ‘Dinho’ ya cubrió su cuota en el campo y continúa sin trascender, por lo que opta por sustituirlo por Patricio Rubio, en un esfuerzo por darle dinámica a sus Gallos. Cuando sale el brasileño, hasta entonces se presenta una ocasión de tiro libre, la cual desperdicia Mario Osuna.

Después, ni los ingresos de Ángel Reyna y Giovani Hernández rompen con los miedos tapatíos. Y en el último minuto, cuando parecía liquidada la noche, Mario Osuna se encuentra con un rebote y desde fuera del área lanza el zapatazo, que sorprende a Michel. Golazo que termina con el frío y con la racha rojiblanca.