Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Pumas puede reactivar la tradición de tener delanteros mexicanos

Apareció otro canterano de Pumas en la delantera, un puesto en el que el Universidad Nacional siempre daba qué hablar

Apareció otro canterano de Pumas en la delantera, un puesto en el que el Universidad Nacional siempre daba qué hablar.

El joven Emanuel Montejano debutó en el juego ante el Mazatlán FC debido a la lesión de Ignacio Dinenno, y reaviva la esperanza de que en un futuro el “9” del club pueda volver a ser ocupado por talento nacional, como lo fue durante mucho tiempo, o se intentó que fuera.

Montejano, de apenas 19 años, puede reavivar una tradición en los Pumas que se rompió con la globalización y la falta de trabajo en fuerzas básicas.

DE HUGO A…
Todo comenzó cuando Hugo Sánchez saltó fama. El goleador jugó en Pumas de 1976 a 1981 cuando se fue a España, dejando a su heredero listo…

Luis Flores Ocaranza apareció en el mapa en 1980, cuando Hugo preparaba sus maletas para Europa. Al salir el futuro Pichichi del equipo, el sitio de delantero se le quedó, y cumplió sin problemas con él.

 

APARECIÓ LUIS GARCÍA
El goleador se fue a España en 1986, justo cuando debutó el joven Luis García Postigo. El ahora comentarista tardó en madurar y más cuando Flores regresó un año después a ocupar de nueva cuenta su puesto, pero aguantó el proceso, y triunfó en el equipo auriazul, preparando a su sucesor.

García Postigo se fue a jugar a Europa en 1990, mas desde dos años atrás su reemplazo se venía preparando. En 1990 Jorge Santillana emergió para quedarse en el eje del ataque y seguir con la tradición.

EL MUDO OLALDE
Santillana salió de Pumas en 1996 y Jesús Olalde ya estaba listo para tomar la responsabilidad. El Mudo tardó en madurar pero cuando lo hizo respondió hasta con un título de goleo. Se fue en el 2000 a Tigres y ya había quien jugará en su sitio.

En el 2000 surge Rafael Márquez Lugo con lo que se termina la racha de delanteros titulares formados en Ciudad Universitaria. Al comentarista no se le dieron las oportunidades deseadas, tuvo que irse del equipo muy rápido, en el 2002, sin consolidarse.

SE ACABÓ
A partir de ahí vinieron pocos intentos mexicanos por ocupar la posición de “9”,   como José Luis Osorio o David Izazola, fue hasta que llegó Eduardo Herrera que un mexicano volvió a jugar en esa posición, aunque sin mucho éxito.

Debutó en el 2011 y se fue después de un año prestado a Santos, en el 2016 y desde ese año ningún jugador universitario había jugado de centro delantero.

Ahora Emanuel Montejano carga con esa responsabilidad, y si logra cuajar, podría retomar esa tradición que se rompió por culpa del club, pero el mismo Pumas, la puede restablecer.