Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Necaxa le arrebata el triunfo a Chivas

En los últimos segundos se empató 3-3 el juego en el estadio Victoria

Necaxa lo tenía y lo dejó ir. También Guadalajara.

Penalti a favor de los Rayos con marcador de 2-1 a favor. Manos de Jair Pereira y se marca la falta. Angel Sepúlveda, quien se había quejado del mal trato de Chivas en su pequeña estancia, se pelea hasta con sus compañeros para tirarlo y cuando lo hace, a lo Panenka…

Hizo que los Rayos perdieran la victoria. Lo entregó a las manos de Raúl Gudiño. Enseguida vino una jugada a favor de Chivas, penalti se marca y Alan Pulido, con mucha “crema” lo cobra pero sí lo anota. Empate a dos goles. pero no quedó ahí, porque el chiverío olió sangre y salió de su mini crisis. Desborde de Gael Sandoval, Luis Madrigal la falla pero Ronaldo Cisneros no… Gol en los minutos finales.

El Victoria, sucursal de Guadalajara. Pero la fiesta de errores siguió. Último minuto, todo Necaxa al frente y Carlos Guzmán con cabezazo techa a Gudiño que no huzo valer su enorme altura, comiéndose el gol que pudo sacar a las Chivas de su crisis. En tres minutos Chivas le dio la vuelta en un juego que no merecía perder y que al final tampoco mereció ganar. Debido a la soberbia, Necaxa casi lo entrega, pero lo rescató agriamente.

Así, los diez años que tiene Chivas sin perder en la cancha de Necaxa se alargarán, pero al dejo de tener la victoria en las manos y dejarle ir arderá, en tanto que José Cardozo ve caída su posición como pastor del Rebaño,las Chivas estaban a punto de volver a las alturas, pero un error de su “inflado” portero lo mató. Ambos equipos llegan a once puntos. Y fue un buen juego.

El sueño de todo técnico es que su equipo juegue bien y rápido. Necaxa y Guadalajara por momentos hicieron sentir mariposas en el estómago a Guillermo Vázquez y José Cardozo, quienes vieron a sus jugadores practicar el deporte de forma veloz y exacta. Tanto en ataque como defensa, Chivas y Rayos se esmeraron por tratar de agradar, con un estilo parecido, tanto que al final terminaron estabilizándose, siendo muy propositivos, peor poco efectivos, con pocas llegadas de verdadero peligro. Necaxa fue quien lo intentó más con tiros de larga distancia que hicieron notar que Raúl Gudiño aún se pone nervioso en esos lances no luciendo seguro, dando rebote, ninguno con consecuencia.

Chivas siendo más profundo, centrando más, y consiguiendo la diferencia gracias a la insistencia y la suerte, Centro de Alexis Vega al corazón del área, Ventura Alvarado muerde el balón y lo prolonga pero para su mala suerte hacia su portería, el balón va con efecto que entra a segundo poste (27′). Autogol que no hace cambiar la actitud de ambos equipos que siguen insistiendo en ser agradable a la pletórico tribuna delestadio Victoria. Apurado Necaxa por reaccionar adelantó filas, adelantó líneas y de inmediato le dio resultados. Brian Fernández desesperado por la pelota no se cansaba de pedirla.

Al fin se la dieron, arrancó por la derecha, hizo una pared en corto y la terminó en el centro tirando de fuera del área para vencer a Gudiño, que no reaccionó al desvío de Jair Pereira (51′). Y no conforme con eso, se las volvió a hacer. Volvió a pedírla por la derecha, se quitó a uno, dos, tres jugadores rojiblancos y a primer porte fusiló a Gudiño (60′).

El plan de Cardozo se cae, el de Vázquez se fortalece. El paraguayo cambia su ataque, el mexicano no mueve sus piezas.

Y para acabarla, en un centro, Jair Pereira meta las menos y se marca el penalti que Ángel Sepúlveda desperdicia al intentar picarlo. Ahí vino la reacción tapatía. Penalti que Pulido hace gol (81′) y enseguida vino el de Ronaldo Cisneros (88′). Ya cuando pensaban que todo acabaría así, Carlos Guzmán igualó en un claro error de Gudiño (94′).