Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Inactividad por pandemia pone en riesgo ritmo de León en el Clausura 2020

Ignacio Ambriz, DT esmeralda, confiesa que su equipo está disminuido por la inactividad y podría pesarle

Con miembros de su familia en León, Ciudad de México y San Luis Potosí, Ignacio Ambriz intenta ponerle buena cara a la emergencia sanitaria que tiene prácticamente todo detenido en México, pero no siempre se puede. El director técnico de La Fiera agradece que su gente cercana está bien… Y es lo más importante, pero hay algo —en lo laboral— que le hurta el sueño.

Honesto, el estratega de los Panzas Verdes admite que su equipo está bastante disminuido en el aspecto físico —lo que podría pegarle a lo futbolístico— debido al aislamiento, más allá de que todavía no hay fecha para reanudar la Liga MX.

Al día de hoy, llevamos un mes y medio sin entrenar y puedo asegurar que hemos perdido todo”, revela Ambriz, en entrevista con EL UNIVERSAL Deportes. “El jugador ya perdió todo en la parte importante de fuerza, velocidad, ritmo de partido, contacto con la pelota. Ahora se está trabajando con ellos en una plataforma con Luis [Martínez], el preparador físico, quien está en contacto simplemente para que no suban de peso”.

Es lo único que puedo decir. Juan, por decir algún nombre, a lo mejor tiene un terreno un poquito más amplio, pero el que vive en un departamento… Es difícil moverse de otra forma. Si se reinicia el torneo, va a ser algo muy distinto”.
Hace un mes y medio, cuando se suspendió el Clausura 2020 por la pandemia, el León marchaba sublíder y con dos victorias en fila. Comenzaba a mostrar su versión ideal, lo que su timonel diagnostica será complicado recuperar pronto.

Sí está en cero físicamente, porque por más que ellos se muevan en casa… El que tiene un poquito más de espacio, saca una pelota y está dominándola, pegándole a la pared con el balón y eso, pero es muy difícil para el que vive en un departamento y no tiene un espacio”, recuerda. “He estado muy en contacto con nuestro preparador físico y me dice que, por ese pequeño trabajo que estamos haciendo, ojalá podamos llegar al 50%”.

Estamos apostándole a la responsabilidad del jugador, porque —con este encierro— hay momentos en los que te levantas y no quieres hacer algo. Te gana, porque piensas que para qué te sirve ahora. Esto ya hasta se salió de las manos, porque cuando terminas el torneo en mayo y viene la vacación larga, que es de un mes… Hoy ya te pasaste de eso. Va a ser muy complicado. Es cierto que tenemos escenarios para meter rápido al jugador, pero viene el otro riesgo: las lesiones”.

Por lo que pide a la gente que, cuando vuelva el futbol, “tampoco esperemos juegos espectaculares, porque no va a haber mucho de dónde para poder reactivarse”.

Ya que el encierro, por más planes físicos que se hayan trazado, empieza a cobrar factura.