Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Ídolos de Cruz Azul que se fueron sin título

Los fichajes de Cruz Azul en los últimos 20 años han generado un sinfín de polémica

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 7 (EL UNIVERSAL).- Los fichajes de Cruz Azul en los últimos 20 años han generado un sinfín de polémica. Muy pocos lograron convertirse en ídolos celestes, pero se fueron sin obtener el codiciado campeonato que anhela la afición. Aquí algunos nombres.

Mauro Camoranesi (Invierno 1998 – 2000)
El ex jugador italo-argentino, campeón del mundo en Alemania 2006 con Italia, fue un referente del equipo celeste tras llegar a La Noria en la temporada de 1998, disputando más de 60 partidos y consiguiendo 32 anotaciones.

Ricardo Osorio (2001 – 2006)
Jugador de la cantera cruzazulina, realizó su debut bajo el mando de José Luis Trejo contra el Atlante.

Sus brillantes cualidades técnicas lo fueron colocando como uno de los mejores defensores del momento, situación que lo llevó a jugar dos mundiales (Alemania 2006 y Sudáfrica 2010).

Con la brillante actuación en el mundial en tierras alemanas, el Stuttgart lo fichó junto al mexicano Pável Pardo, provocando una baja sensible para Cruz Azul.

Melvin Brown (2001 – 2004 y 2009 – 2010)
El “Marinero” vivió diferentes etapas en La Noria, a pesar de haber militado en varios equipos, se convirtió en un referente de La Máquina.

Sus capacidades defensivas lo llevaron a ser tomado en cuenta para la selección mexicana, tras su retiro se convirtió en una voz autorizada para debatir temas con respecto a Cruz Azul.

Sebastián Abreu (2002 – 2003)
El trotamundos del “Loco” Abreu, con su instinto goleador, conquistó el campeonato de goleo en 2002 vistiendo la camiseta de Cruz Azul.

César “Chelito” Delgado (2003 – 2007)
Sus grandes habilidades futbolísticas y grandes quiebres para desmarcarse de los rivales, enamoraron a los seguidores celestes. Era común ver la camiseta 19 del “Chelito” en todos los escenarios donde se presentaba Cruz Azul.

Su legado con los cementeros terminó con 62 anotaciones en 154 apariciones.

Gerardo Torrado (2005 – 2016)
Uno de los máximos exponentes del futbol mexicano. Vivió varios descalabros con La Máquina Cementera, al igual de varios procesos con diferentes directores técnicos.

Logró ser un referente del equipo, donde portó el gafete de capitán durante varias temporadas.

Durante 11 años en Cruz Azul, solamente se corono campeón en dos ocasiones (Copa MX y Concachampions), jugando un total de 371 partidos, donde colaboró con 13 anotaciones.

Cristian Riveros (2007 – 2010)
La mancuerna realizada con Gerardo Torrado lo llevó a comandar el mediocampo de Cruz Azul, logrando en su historial llegar a cinco finales, tres nacionales y dos internacionales, aunque no logró ganar ninguna.

Su jerarquía y liderazgo dentro de la cancha se convirtió en una pieza inamovible en cada sistema de juego durante su estancia en México.

Emanuel “Tito” Villa (2009 – 2012)
Un goleador letal. Cosechó 66 anotaciones en 132 partidos oficiales. Su liderazgo dentro del área lo llevó a ser uno de los delanteros más contundentes en la Liga MX.

Sus goles con Cruz Azul no lo llevaron a conseguir el ansiado título para toda la afición.

Christian “Chaco” Giménez (2010 – actual)
El ídolo más reciente de Cruz Azul en los últimos años. Dejó al Pachuca y vistió la playera de la Máquina en el torneo Bicentenario 2010. El argentino se convirtió en un gran referente de la institución, donde conectó ampliamente con todos los aficionados.

Aunque ha conseguido el campeonato de Copa MX (2013) y Concachampions (2014), lleva en el corazón la derrota más dolorosa de la final del Clausura 2013 contra el acérrimo rival, América.

Sus días en la institución cementera parecen estar contados con la llegada de Pedro Caixinha, inclusive se habla que este activo como jugador 6 meses más, para después ocupar el cargo de directivo.

Luis Amaranto Perea (2012 – 2014)
Llegó con grandes expectativas a la Liga MX tras su magnífico paso con el Atlético de Madrid. Logró hacer “click” de manera inmediata con la afición cementera.

Se convirtió en parte fundamental en el esquema celeste, hasta convertir su primer gol como profesional contra Morelia.

Las constantes lesiones para el colombiano lo alejaron de la temporada 2014-2015, terminando su etapa con Cruz Azul que a la postre significaría su retiro de las canchas.