Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Henry Martín, el delantero que se aferraba al futbol amateur y a la ingeniería

Henry es actualmente el mejor delantero mexicano de la Liga MX, su andar en el futbol profesional inició hace siete años y Daniel Rosello,...

El mejor delantero mexicano del momento en la Liga MX es de Yucatán, tiene 28 años y viste la playera del AméricaHenry Martín cerró la fase regular del Guardianes 2020 como el mejor atacante tricolor con siete anotaciones.

Es parte del ataque de la Selección Mexicana y con la playera de las Águilas ya suma 40 dianas desde el Clausura 2018; goleadores históricos como Iván Zamorano y Raúl Jiménez, quedaron atrás con 38 goles cada uno.

‘La Bomba’ vive su séptimo año como profesional; sin embargo, el atípico y complicado 2020 es para el azulcrema el mejor de su carrera. Humildad, mentalidad y potencia, son las principales armas de Henry. Así lo demostró desde el futbol amateur y así lo confirma el “culpable” de todo: Daniel Rossello, exfutbolista y directivo de Venados, quién descubrió al hoy goleador de las Águilas en los campos de Yucatán.

Henry es un chico con grandes condiciones, de gran mentalidad, eso es lo que lo llevó a donde está hoy en día y no lo vas a quitar de ahí hasta que cumpla sus metas. Su humildad para aprender y escuchar es otra de sus características. Se ve muy motivado, cuando no está, sabe esperar. Yo espero siga por ese camino, es muy humilde. Para los jóvenes de Yucatán es un ejemplo y ojalá surjan más así”, señaló el uruguayo.

Así inició la aventura

Él estaba jugando en segunda amateur. Me tocó verlo en un partido que fue Pumas a jugar contra su equipo un partido amistoso, fue bajo lluvia, estaba el primer equipo de Pumas. Justo ese día invitaron al hermano (Fredy) a los Pumas porque jugó muy bien. Henry Martín entró de cambio… delgadito, con buenas condiciones, me llamó mucho la atención”, declaró para EL UNIVERSAL Deportes el ahora directivo de Venados.

Entre el futbol amateur y la Ingeniería Civil

Pero aunque la oportunidad estaba en la palma de su mano, convencer al papá de Henry fue otra complicada lucha. El profesionalismo no garantizaba un gran futuro. La ingeniería civil en la Universidad Autónoma de Yucatán.

Daniel, yo sé lo difícil que es el futbol profesional, yo estuve ahí. Quiero que estudie’. Yo estaba de acuerdo con él, tiene un buen hijo, estudioso, pero dele una oportunidad, que descanse seis meses en el estudio y estoy seguro que será ingeniero… ‘Te prometo que lo vemos y después te avisamos’, me dijo el papá. Y así fue, me habló Henry en la noche: profe sí voy, mañana nos vemos. Yo veía una injusticia que no fuera, así lo veía también el chico. Y qué bueno que se dio la oportunidad”.

Estaban buscando delanteros en el equipo, a mí me invitan a trabajar de secretario técnico y bueno, le comento a Valiño: mira hay un chico muy interesante, está en el futbol amateur, pero yo creo que puede adaptarse… Él me dijo ‘invítalo, invítalo’. Cuando lo invito, él está más enfocado en estudiar y en jugar los fines de semana en el equipo de su papá. La verdad fue una lucha porque lo llamaba y nunca me contestó, pero lo fui a buscar, convencí al papá y Henry se presentó”.

Olvidarse de sus hermanos, amigos, de su padre y de Club Soccer, era difícil para el yucateco. En una ocasión, ya concentrado con Venados, pidió permiso para ir a jugar una semifinal al equipo de su papá.

Me dijo, me preguntó si podía ir y yo le dije ‘estás loco, ya estás aquí, concentrate acá. Habla con Valiño y a ver qué te dice.¿Qué pasa si te lesionas?. Al día siguiente, regreso y Henry ya venía con la ropa de su otro equipo”, cuenta entre risas Rosello.

LLEGÓ LA OPORTUNIDAD

Henry jugaba en el equipo de su papá, Club Soccer, ahí en la Primera Fuerza amateur de Yucatán. A mí me invitaron de Mérida FC al equipo piloto con jóvenes que buscaban oportunidad; invité a Henry, el papá no lo dejaba entrenar… tenía que ir a la escuela, tenía que estudiar y se tenía que escapar. Pero se dio la oportunidad con Ricardo Valiño”.

Peleó por un lugar, mucha fuerza, lo golpeaban y el chico siempre iba hacia adelante. La anécdota es linda, es el ejemplo de que a los jóvenes hay que orientarlos. Recuerdo que en un entrenamiento le pegaron en un pie, salió unos minutos y yo le dije ‘entra, entra rápido’, los compañeros se le iban, lo chocaban, no con mala intención, pero tenían que pararlo de alguna forma. Yo le decía: ‘En otros equipos del amateur te pegaban por todos lados y ahora que estás acá por un golpecito ¿te vas a salir? No, no, así no es acá’. Los compañeros lo tenían que parar de alguna forma, tenía mucha potencia y ahora lo vemos todos, ¿no?”.

Henry debutó con Mérida FC en el Ascenso MX un 19 de julio de 2013 ante Delfines del Carmen y en Primera División lo hizo con los Xolos de Tijuana, un 26 de julio de 2014, ante el América en el Estadio Azteca.