Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Hay demasiados foráneos, dice Siboldi

Recuerda su pasado en el balompié azteca como jugador y presume el esfuerzo que representaba ganarse un lugar en equipos plagados de mexicanos.

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 4 (EL UNIVERSAL).- El uruguayo Robert Dante Siboldi lanza un mensaje contundente: “hay demasiados extranjeros en el futbol mexicano”. El técnico de Santos Laguna recuerda su pasado en el balompié azteca como jugador y presume el esfuerzo que representaba ganarse un lugar en equipos plagados de mexicanos.

“Para mí son demasiados extranjeros. Son respetables las decisiones que se toman y entiendo lo de la naturalización y esos procesos, pero recuerdo que llegué a estar en equipos con únicamente cuatro extranjeros y teníamos que ganarnos un lugar ante los mexicanos”, recuerda el ex arquero de Atlas.

Su paso como jugador en los años 90 y la poca experiencia como técnico en México, le ha dado la perspectiva de que el futbol mexicano ya es otro.

“El futbol de acá ha evolucionado para bien. La participación en torneos internacionales ha ayudado a la creencia y confianza para plantarse con mayor seguridad en donde sea. Cada día se juega más rápido”, aseguró el charrúa.

El estratega, quien llegó al cuadro lagunero en la Jornada 10, en lugar de José Manuel de la Torre, aplaude los partidos que tendrá la Selección Mexicana por Europa.

“Tener juegos internacionales ante esos equipos ayuda para el fogueo del jugador y el cuerpo técnico para ver quién funciona y quién tiene la capacidad de aguantar la presión de estar en una selección”, aseveró el estratega albiverde en entrevista para EL UNIVERSAL DEPORTES.

El domingo, Santos, aún con escasas posibilidades de clasificar a la Liguilla, visita al colero Pumas de la UNAM en la cancha del Olímpico Universitario.

“Es complicado jugar allá al mediodía, pero los jugadores saben lo que enfrentarán y mientras las matemáticas nos den vida, lo seguiremos intentando”, finalizó el timonel uruguayo de los Guerreros.