Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Gremio campeón de la Copa Libertadores

El Gremio de Brasil derrotó 2-1 al Lanús en el juego de vuelta del torneo de Conmebol

El Universal

Gremio de Brasil se consagró hoy campeón de la Copa Libertadores de América al derrotar como visitante 2-1 a Lanús en el partido de vuelta de la final del torneo continental de futbol.
El conjunto brasileño, que había vencido 1-0 en la ida disputada en su estadio Arena de Porto Alegre, levantó por tercera vez en su historia el título sudamericano luego de hacerlo en 1983 y 1995.

 

Los volantes Fernandinho (26′) y Luan (41′) convirtieron los goles de Gremio, que tuvo en el estadio de Lanús el respaldo de unos 2.500 aficionados. El goleador José Sand (71′) marcó de penal el descuento para el equipo argentino.
Gremio finalizó el encuentro con un jugador menos por la expulsión del mediocampista Ramiro a los 82 minutos.

Pese a eso, no tuvo problemas para sostener el resultado hasta el final, cuando gritó campeón de la mano de su entrenador, Renato Gaúcho, el único brasileño que gana la Copa Libertadores como jugador y DT, ambos en Gremio.
El conjunto de Porto Alegre marcó la diferencia en el primer tiempo, cuando dominó a voluntad y con una aparente sencillez a partir del juego de su volante Arthur, un verdadero director de la orquesta en el césped de “La Fortaleza”. Allí marcó el ritmo de cada jugada, conectó con los solistas Jailson y Luan y fue una incógnita sin resolución para Lanús, que por momentos debió apelar a fuertes infracciones para frenarlo.
La diferencia en el juego que lograba Gremio, sin embargo, no se traducía en el resultado hasta que a los 26 minutos Fernandinho aprovechó un error del defensor José Luis Gómez como último hombre, corrió más de 50 metros con la pelota al pie y cuando ingresó al área remató fuerte del zurda ante la cobertura del arco que sin éxito intentó el guardameta Esteban Andrada.
Ni siquiera el gol provocó la reacción de Lanús. Solo un tiro libre ejecutado por su capitán, Maximiliano Velázquez, alteró la tranquilidad del arquero Marcelo Grohe, que voló hacia el ángulo superior izquierdo para despejar el balón al córner.
En la zona de los volantes, Román Martínez y Alejandro Silvano consiguieron conectarse con los delanteros José Sand, el mejor de Lanús en la primera etapa, y Lautaro Acosta, establecido sin compañía en la izquierda del ataque.
Aun cuando no tenía la pelota, Gremio era el dueño del partido. Y a los 41 minutos amplió el resultado con un gran gol anotado por Luan, que encaró a la defensa de Lanús de izquierda hacia el centro y cuando enfrentó a Andrada picó la pelota sobre su cuerpo.
Lanús encaró el segundo tiempo con una actitud más decida, aunque beneficiado porque Gremio decidió cederle la iniciativa y esperar la posibilidad de un contragolpe que sentenciara el duelo.

 

Únicamente Sand pareció entender que el destino de la final y la oportunidad histórica de conseguir el título continental dependía de solo 45 minutos. El atacante generó una buena ocasión a los 53 minutos pero su remate de zurda apenas salió desviado junto al palo derecho.

A los 70 minutos, el delantero argentino, de 37 años, tocó preciso para el ingreso al área de Acosta, que cayó derribado por Jailson.

El árbitro paraguayo Enrique Cáceres sancionó penal y Sand, con un remate suave junto al palo derecho, anotó el descuento para ilusionar a Lanús, que por un instante recordaron la épica victoria conseguida en las semifinales cuando revirtió un 0-3 ante River y se impuso 4-3. Sin embargo, nada de eso ocurrió. El festejo fue solo para Gremio.