Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Fábrica de talentos

Raúl Arias aceptó el cargo de director deportivo con el Tepatitlán de la Liga Premier

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 7 (EL UNIVERSAL).- Raúl Arias parece niño con juguete nuevo. El ex técnico de Necaxa aceptó el cargo de director deportivo con el Tepatitlán de la Liga Premier con el único fin de realizar trabajo formativo con jóvenes mexicanos que están desperdiciados y con futbolistas que por el exceso de extranjeros ya no tienen cabida en la Liga MX.

“Es una etapa diferente de lo que había hecho como técnico. Lo que hacemos acá es producir futbolistas. Aquí tenemos como escenario una categoría accesible como lo es la Segunda División y con el plus de contar con un equipo en Europa (Polideportivo Cacereño de España) que facilita y agiliza procesos para llevar y traer jugadores de un lado a otro”, aseveró.

El ahora directivo del cuadro jalisciense destacó que desde su trinchera busca dar trabajo a cuerpos técnicos que sean netamente mexicanos.
“El cuerpo técnico de este equipo es Enrique López Zarza, Carlos Trejo y Raúl Castro, que primeramente son mexicanos y esto tiene que ver con las oportunidades para los talentos nacionales. Este grupo es muy capaz, formativo y competitivo, así que, los dejamos trabajar y calculo que en unos seis meses tendremos avances en cuanto a la producción de jóvenes”, destacó con mucha firmeza el ex técnico de Chivas y de Necaxa.

EN DESVENTAJA. Arias aseguró que la llamada regla 9/9 es perjudicial para los nuevos valores y para los futbolistas mexicanos que son substituidos con la excesiva cantidad de extranjeros que vienen a los equipos de la Liga MX.

“La regla 9/9 es una estrategia que el que la hizo debe tener argumentos para pensar que es algo que va a producir. Supongo que es para que haya mayor número de globalización, pero el jugador oriundo o local siempre termina en desventaja”.

Por lo que explica que hay elementos mexicanos de 26 años que ya no entran en planes y que deben buscar otras opciones como el ir a jugar a España con el Cacereño.

“Hay jugadores como Édgar “Tepa” Solís, Alberto “Venado” Medina, Johnny Magallón o César Villaluz ya no tienen espacio en la Primera División. Es algo preocupante porque hay que defender al cuerpo técnico y jugadores mexicanos y espero que esa moda (regla 9/9) pase rápido”.

BUEN NIVEL. Raúl dejó en claro que el nivel de la Liga Premier mexicana es bueno y afirmó que si se le toma en serio puede ser un éxito total.

“En la Liga Premier hay equipos filiales de la Primera División. Eso enriquece mucho porque si hay un futbolista que tenga edad para jugar en la categoría y no tiene cabida en el primer equipo, hace la competencia más intensa, es algo bueno para la categoría y esto se toma en serio se puede volver un éxito”.

También dejó en claro que otro de los proyectos es que el Tepatitlán de Morelos suba de categoría y busque un lugar en el Ascenso MX.

“Claro que sí queremos ascenso, no sólo nosotros, sino que la gente y la ciudad añoran eso. Esto también es parte del proyecto. Creo que a mediano y largo plazo se logrará este objetivo. No queremos la inmediatez, porque buscamos un proyecto estable y a largo plazo”.

Reveló cuáles fueron las razones personales por las que decidió tomar el puesto de director deportivo del club de Tepatitlán.
“Tepatitlán y San Miguel Allende son dos ciudades futboleras, tienen proyección nacional y mundial. El apoyo de las autoridades es sensacional y con eso pensamos que puede haber una producción de jugadores y un crecimiento propio. Es decir, la mejora del estadio, mejorar el nivel de la categoría.
De pronto hizo una pausa y realizó un análisis más social. “El joven desea participar. Los padres tienen la necesidad de que sus hijos se encaucen en el deporte y el aficionado busca el espectáculo. Eso fue lo que me motivó, pues son proyectos serios, la gente se ilusiona y tratamos de corresponder a esa ilusión”, finalizó el nuevo directivo.

Villaluz a España
César Villaluz, campeón del mundo Sub17, viajará a España para jugar con el Polideportivo Cacereño, recomendado por Raúl Arias. “Arias me comentó si quería ir, pues consideraba que era una buena oportunidad”.