Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Eurocopa 2016. Rusia golea 7-0 a Liechtenstein

El equipo nacional se ubica en el segundo lugar del sector G

El Universal

Rusia se encaramó sorprendentemente este martes al segundo puesto del Grupo G al vapulear a la modesta Liechtenstein (0-7) con cuatro goles de su nueva estrella, Dziuba, y beneficiarse de la derrota de Suecia ante Austria en Estocolmo (1-4).

El partido tuvo un único héroe, el gigantesco Artiom Dziuba, el delantero del Zenit, que marcó cuatro goles, participó en otro y provocó además un penalti en una actuación para los anales de la historia del fútbol ruso.

De esta forma, los rusos suman 14 puntos, dos más que los escandinavos, y tienen en sus manos la clasificación directa para la Eurocopa de Francia si ganan los próximos dos partidos de octubre en Moldavia y en casa ante Montenegro.

La victoria, la segunda en los últimos cuatro días, da la razón a los que optaron por romper el contrato con el técnico italiano Fabio Capello, que llevó al equipo al Mundial de Brasil, pero había perdido la confianza de sus jugadores.

Con el entrenador del CSKA Moscú, Leonid Slutski, al mando, el equipo ruso pone en liza a los jugadores más experimentados del país y renuncia a introducir sangre nueva con vistas al Mundial que Rusia organizará en 2018.

Por el momento, la táctica le ha dado resultado, ya que el sábado derrotaron con justicia a los suecos de Ibrahímovic (1-0) en el mejor partido que se les recuerda desde la Eurocopa de 2008 y este martes se deshicieron de su rival en una buena primera parte.

Los eslavos, prácticamente desahuciados hace una semana, salieron al campo conscientes de que una victoria les garantizaba al menos el tercer puesto y, por tanto, la repesca, pero con la esperanza de meter presión a Suecia.

Rusia inauguró el marcador a los veinte minutos cuando Dziuba, tras recibir un magnífica dejada al borde del área pequeña del veterano Shirókov, se deshizo hábilmente de su marcador y anotó a puerta vacía (m.21).

A partir de ese momento, los eslavos se hicieron los dueños del balón, mientras los once jugadores del modesto equipo centroeuropeo suficiente hacían con defender en su propio campo.

Los rusos encarrilaron la victoria con un gol de penalti por medio de Kokorin después de que el omnipresente Dziuba fuera derribado dentro del área cuando se disponía a marcar a puerta vacía (min.39).

El árbitro castigó a los locales con la expulsión del defensa Kaufmann, lo que facilitó aún más la labor de los rusos en lo que quedaba de partido.

Antes de que terminara la primera parte, Dziuba puso la puntilla a Liechtenstein con un nuevo gol, otra vez a pase de Shirókov, aunque el delantero ruso pareció partir en fuera de juego (min.45).

La segunda parte fue un coser y cantar para los rusos, que decidieron hacer sangre ante un equipo que jugaba con inferioridad.

Dziuba siguió a lo suyo y mediado el segundo tiempo se coronó como internacional con un “hat trick” al marcar al borde del área pequeña ante la desesperada salida del guardameta local (min.73).

No se conformó con ello y pocos minutos después estuvo a punto de marcar un cuarto gol, pero su cabezazo a bocajarro fue despejado por Jehle, lo que fue aprovechado por el recién salido Smólov para poner el quinto tanto en el marcador (min.77).

Dzagóev, futbolista que nunca se encontró cómodo con Capello, pareció poner la guinda a la goleada con un magnífico disparo de falta directa (min.85).

No obstante, fue Dziuba quien tuvo el honor de marcar el séptimo gol, lograr el póquer y demostrar que, con la salida de Capello, los rusos han recuperado la confianza en sus propias fuerzas (min.90).

El madridista Denís Chéryshev, el único legionario convocado por Slutski, no llegó a disputar ningún minuto.