Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Barba de la convicción para Marco

Que no debe rendirse en el trabajo de recuperación de la lesión de espalda que lo dejó al borde del retiro

FRANKFURT, Alemania, octubre 20 (EL UNIVERSAL).- La barba crecida es un recordatorio para Marco Fabián. ¿Qué le recuerda? Que no debe rendirse en el trabajo de recuperación de la lesión de espalda que lo dejó al borde del retiro, “el día que regrese a los entrenamientos aquí en el estadio, me voy a rasurar”. Así de claro lo tiene el mediocampista.

Hace un par de meses fue operado en Houston y entonces comenzó la dura lucha que está muy cerca de ganar. Tampoco se apresura, por más que tenga la inquietud de volver a jugar y la aspiración de llegar al Mundial Rusia 2018.

El mediocampista mexicano entiende que lo sucedido “es de lo más difícil que he pasado en mi vida, sobre todo en mi carrera en el futbol, en 28 años nunca había tenido una lesión tan grande y lo más importante es estar bien de lo psicológico”.

Por eso se mantiene concentrado y no deja a la suerte nada en su rehabilitación.

Después de salir del quirófano en agosto, la directiva del club alemán lanzó como pronóstico, que Fabián estaría de regreso en enero. El apoyo ha sido incondicional por parte de todos en el Eintracht. No ha habido un día sin que sienta el respaldo de quienes le rodean, empezando por Carlos Salcedo, con quien ha compartido este tiempo.

Tampoco es que siempre le haya sonreído al problema, tuvo sus momentos de angustia, de “mucha tristeza, mucho sufrimiento, mucho dolor, por todo lo que me hicieron, pero he sido muy fuerte con el apoyo de toda la gente que está a mi lado y hoy se acerca cada día más ese día de volver a pisar la cancha”, añade en conferencia de prensa.

Luego viene una picazón en el rostro, es la falta de costumbre porque “es la primera vez que me dejo la barba, me siento raro, mucha gente no me conoce. En lo personal, no me gusta, pero fue algo que prometí y tengo que cumplirlo. Me da comezón, me da cosquilla”.

Y por qué no… animado por la buena respuesta en la recuperación, vuelve a soñar con estar en otra Copa del Mundo: “Quiero jugar mi segundo Mundial. Lo primero que pienso es estar bien aquí, si se puede este año o si no empezar bien el que sigue y prepararme bien. Sé que con la ayuda de todos y de mi trabajo puedo jugar con la Selección el siguiente Mundial, que es uno de mis sueños”, afirmó.