Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Ansu Fati, la joven esperanza del Barcelona

El joven de 17 años se ha convertido en la revelación del Barcelona y podría ser el heredero de Lionel Messi

Cuando Ronaldinho emigró a Italia y dejó al Barcelona, el heredero de la 10 era argentino y se llamaba Lionel Messi. Ahora que los años siguen su marcha, el conjunto culé sigue en busca de un sucesor de la “Pulga” y ese podría ser un joven de 17 años nacido en Guinea-Bisáu: Ansu Fati.

El juvenil del equipo catalán llegó a los seis años a La Masia y siete después firmó su contrato profesional, atrás había quedado su fugaz paso por las inferiores del Sevilla. A su corta edad, el africano se ha adjudicado varios récords.

  • El goleador más joven en la historia del Barcelona y el tercero de La Liga
  • Marcó su primer gol en su segundo partido
  • Jugador más joven en anotar en una Champions League (17 años y 40 día)

Fortalezas

  • Diagonales que generan más espacios
  • Gran movilidad en la banda izquierda; enganche y disparo a segundo poste
  • Comunión productiva con el lateral Jordi Alba
  • Efectivo por las dos bandas

Rol en el Barcelona

De acuerdo al análisis de The Coaches Voice, esta es la importancia de Ansu Fati en el Barcelona.

Dentro del habitual 4-3-3 del Barcelona, el papel de Fati en el lado izquierdo ha sido el de acompañamiento natural a los avances por fuera de Jordi Alba en ese perfil. Como viene ocurriendo en los últimos años, el equipo azulgrana prioriza el ataque por la izquierda, con las combinaciones entre Messi y Alba -en anteriores etapas también con Neymar-.

Las actuaciones de Fati y el desarrollo de su juego han aumentado significativamente cuando se le empareja con Alba. En sus avances, las carreras del lateral español impiden una marca fija sobre él, situación donde el joven canterano se maneja con menor efectividad ante sus oponentes en espacios tan congestionados.

Una situación diferente es cuando se empareja con Nélson Semedo, haciendo que los avances sean menos frecuentes y menos coordinados que con Alba. Diestro, Semedo en raras ocasiones llega a los metros finales cuando actúa como lateral izquierdo, por lo que Fati carece del apoyo superpuesto cuando recibe el balón.

Sin embargo, el apoyo por dentro de Semedo es más efectivo, ya que el hecho de encarar la mayor parte del campo desde su perfil derecho ayuda a crear combinaciones por dentro con Messi. Por lo que Fati tiene que adaptar su posición y movimientos para jugar con la mayor amplitud posible, ya que siempre que Messi recibe de Semedo, el argentino buscará su opción favorita de profundizar entre el lateral y el central derecho del equipo rival”.