Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

México se impone a Corea del Sur y se acerca a la siguiente ronda

El Tricolor superó al combinado asiático y suma ya seis puntos en el Grupo F; el miércoles cierra la Fase de Grupos ante Suecia

 

Clasificación en la bolsa. Por séptimo Mundial consecutivo México estará en octavos de final. Sólo una catástrofe podría cambiar esto.

Se volvió a sumar de a tres, la Selección volvió a llevarse la victoria, su segunda en el Mundial, lo que sólo había conseguido en 2002 y 2014.

Pero la realidad es que no se jugó tan bien como se esperaba.

Victoria de 2-1 frente a una pobre Corea del Sur, que vino a ofrecer pundonor y golpes ante un Tricolor que con lo poco que hizo le sobró y faltó.

Goles de Carlos Vela, su primero en Copa del Mundo, y de Javier Hernández, su cuarto en esta competencia igualando a Luis Hernández como el mejor goleador en Mundiales, pero el “Matador” los hizo en un solo torneo…

El de la honra de Corea fue obra de Heung Min-Son,que puso a temblar a la parcialidad mexicana en los últimos minutos.

¿Por qué México no jugó tan bien como contra Alemania? Quizá por exceso de confianza, quizá por el plan de juego. Dejémosle en que el rival no lo dejó. Corea salió a no perder y encontrar el tesoro escondido, pero de igual a igual, hombre por hombre, el Tricolor de Osorio es muy superior, ye so marcó la diferencia, no más.

Lo importante es que se ganó y ya…, nada más.

Ahora a refrendar el primer lugar de grupo en el juego anteSuecia, que definirá si se va a San Petersburgo o Samara, según se quede en el primero o segundo puesto del sector F.

Lo importante era ganar y se consiguió. En juego no fue lo mejor. Pero ya hay seis puntos en la bolsa. El análisis profundo para después.

DIFERENTE RIVAL, DIFERENTE ACTITUD

Actitud diferente del rival, actitud diferente del equipo mexicano.

Alemania salió a ser Alemania, y México a controlarla; en este juego, Corea salió a no jugar, a que corriera el tiempo y a pegarle al equipo mexicano.

No marcaba el reloj diez minutos y ya iban tres, sí, tres mexicanos que había besado el césped por patadas coreanas.

Porque de patear a la portería, nada de nada, de ambos equipos.

Misma formación, sólo un cambio de hombre dos de posiciones. Salió Hugo Ayala, se recorrió Carlos Salcedo a la central y Edson Álvarez entró a cubrir la lateral derecha.

México toca y toca, se mueven los jugadores por todos lados pero no… Las dos líneas rojas, las de los coreanos, sin infranqueables, y cuando agarran mal parados a los mexicanos, hay problemas…
Es Moon el que hace sufrir a Jesús Gallardo y Héctor Moreno, los arrastra con su velocidad. Dos rebotes salvan a México y mandan la pelota a tiro de esquina, de ahí se viene un remate que hace que Memo Ochoa luzca en el lance.

México vive su peor momento en la Copa del Mundo, momento que dura poco. La pelota le cae a Javier Hernández en el callejón del área, toca a la entrada de Andrés Guardado que recentra, el central Jang mete la mano. Claro penalti. La pelota no la toma ni Guardado ni Chicharito, el honor es para Carlos Vela.

El callado, el peleado, el que no quiso ir a Brasil, se hace de la responsabilidad. Frío, a pesar de os movimientos del portero coreano. Toque suave y gol. El Tricolor pasó el vendaval, pero sigue sin dominar. Otra vez le ganan las espaldas a Álvarez, le ganan la carrera Moreno. Ochoa debe de intervenir y Rafa Márquez desde la banca lanza un grito que se oye en todo el estadio, es otro técnico en la banca.

Corea adelante líneas y México acepta el retroceder, es hora de explotar en largo, pero no hay salida, hay llegadas y llegadas de los asiáticos, que no lograr concretarlas, que no logran finalizarlas de buena manera.
Pero tocan la puerta.

El primer tiempo acaba y Juan Carlos Osorio salta a la cancha, busca al líder, a Andrés Guardado y algo le dice, el capitán responde con los brazos abiertos. Algo no anda bien. No fue el mejor tiempo, pero se va ganando.

México ya no lo agarran tan mal parado en los contragolpes, pero aún así Corea termina sus jugadas al inicio de la segunda mitad. Edson Álvarez es el más atacado, los coreanos se dan cuenta de que ahí es el punto flaco del equipo mexicano en defensa, también se dan cuenta de que el árbitro serbio Mirolad Mazic, dejará pasar muchas jugadas violentas sin amonestar.

El juego se abre, lo que le conviene más a Corea del Sur que sólo está a un gol.

Guardado la manda al ángulo pero antes de que la pelota bese la red, el portero Jo desvía. Moon se vuelve a escapar y tira ante un Ochoa vencido, pero el cuerpo de Salcedo se interpone.

Hasta que aparece Javier Hernández. El criticado Chicharito. El que anota en los Mundiales. En el primer juego le puso el pase a Lozano para el gol contra Alemania, ahora, el “Chucky” se lo regresó, de igual forma recortó a un rival y a su estilo, pegándole mal, metió la pelota a primer poste.

Gol 50 en la selección para Hernández, su cuarto en Copas del Mundo, empatando a Luis Hernández como mejor goleador en los mundiales.

El Chicharito se reivindica después de que no tuvo un proceso brillante. Sigue haciendo historia.

El gol trae la calma buscada por Osorio. Rafa Márquez ingresa al campo a seguir agrandando su leyenda y Jesús Manuel Corona a debutar en Copa del Mundo. En su primer balón el capitán se equivoca, tiene que recular y recomponer lo que pudo ser el despertar de Corea, que fuera de eso sigue pegando en vez de jugar.

El gol de Song en tiempo de compensación pone a temblar a más de uno, pero sólo por segundos. No hay tiempo para más y México navega en aguas tranquilas a los octavos, sólo una catástrofe lo sacaría.

Pero nunca hay que decir nunca.