Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Un Dodger que venció al cáncer

Dave Roberts será el mánager de la novena de Los Angeles

El Universal

Dave Roberts remó contra la corriente como pelotero de grandes ligas y sobrevivió a un cáncer. No tenía experiencia como manager cuando se postuló para dirigir a los Dodgers.

Pero desafiando nuevamente la ley de las probabilidades, impresionó a los ejecutivos de Los Angeles con su energía, su entusiasmo y sus conocimientos y fue nombrado mánager. El primero de grupos minoritarios en la historia de la novena.

El equipo dijo que hará una presentación oficial el 1ro de diciembre.

“Cuando me ponía el uniforme como jugador, sabía que tenía una responsabilidad especial de honrar a quienes vinieron antes que yo y también la relación sorprendente entre los Dodgers y su afición”, expresó Roberts en un comunicado. “Siento que he completado el círculo en mi carrera y que quedan muchas cosas por hacer en Los Angeles”.

Agregó que los Dodgers son una institución “pionera” por haber contado con jugadores como Jackie Robinson, Roy Campanella, Sandy Koufax, Maury Wills, Fernando Valenzuela e Hideo Nomo.

Su padre es negro y su madre japonesa. Roberts nació en la ciudad japonesa de Okinawa, donde su padre fue enviado por los marines. Es el tercer mánager de grupos minoritarios en la historia de las mayores, siguiendo los pasos de Dusty Baker, de los Nationals, y Fredi González, de los Bravos.

Roberts, quien reemplaza a Don Mattingly, que no renovó su contrato tras dirigir el equipo cinco años, dijo que esta era “una oportunidad que se presenta una vez en la vida”.

Gabe Kapler, director de desarrollo de jugadores de los Dodgers, era le gran favorito. Pero Roberts causó tan grata impresión en el director de operaciones de béisbol de la novena Andrew Friedman que decidieron darle el timón.

“Tiene una energía contagiosa y se las ingenia para establecer una conexión genuina con toda persona con la que se cruza”, dijo Friedman. “Tiene grandes cualidades de líder y mucha experiencia como pelotero y como coach. Confiamos plenamente en que sabrá dirigir nuestro equipo en el objetivo de reconquistar la serie mundial”, que los Dodgers no ganan desde 1988. De hecho, tampoco han participado en una desde entonces.

Roberts fue ayudante del mánager con San Diego las dos últimas temporadas. También fue coach de primera base y ejecutivo de los Padres.

En el 2010 libró una exitosa batalla contra un linfoma de Hodgkin.