Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Lewis Hamilton se corona en el GP de Japón

Hamilton tiene posibilidades de obtener el título en el Gran Premio de Estados Unidos

El británico Lewis Hamilton acaricia ya su cuarto título en la Fórmula 1: el piloto de Mercedes triunfó hoy en el Gran Premio de Japón y extendió a 59 puntos su ventaja sobre el alemán Sebastian Vettel, que sufrió un amargo abandono en el inicio de la carrera.

Hamilton tendrá así la posibilidad de sellar en dos semanas el título en el Gran Premio de Estados Unidos. Para ello necesitará ganar en el circuito de Austin el 22 de octubre y que Vettel sea sexto o peor. O ser segundo y que el alemán no supere la novena posición.

En cualquier caso, el nuevo título del piloto del británico, que fue campeón en 2008, 2014 y 2015, parece solo una cuestión de tiempo a falta de cuatro carreras para el final de la temporada.

Hamilton suma 306 puntos por los 247 de Vettel, que incluso corre riesgo de perder la segunda plaza a manos del finlandés Valtteri Bottas(234), hoy cuarto con el otro Mercedes. Hasta hace poco más de un mes, Vettel lideraba el campeonato por delante de Hamilton, pero los problemas de fiabilidad de Ferrari y algunos errores del germano derrumbaron al cuádruple campeón mundial.

“Solo en mis sueños podía pensar con una ventaja así. Ferrari nos ha planteado una dura batalla todo el año”, dijo Hamilton en el podio. “Quiero dar las gracias al equipo por el fantástico trabajo que ha hecho y por ser tan meticulosos. Por eso es que estamos teniendo esta fiabilidad y estos resultados”.

El británico defendió hoy con éxito la “pole” en Suzuka y se subió otra vez a lo más alto del podio, donde fue escoltado por los Red Bull del holandés Max Verstappen y el australiano Daniel Ricciardo, segundo y tercero respectivamente. La escudería energética, fuerte en el final del campeonato, colocó por segunda carrera consecutiva a sus dos pilotos en el podio.

El finlandés Valtteri Bottas fue cuarto con el otro Mercedes ysu compatriota Kimi Raikkonen terminó quinto en otra jornada negra para Ferrari.

Las diez primeras posiciones las completaron, en este orden, el francés Esteban Ocon, el mexicano Sergio Pérez (ambos Force India), el danés Kevin Magnussen, el galo Romain Grosjean (ambos Haas) y el brasileño Felipe Massa (Williams). El español Fernando Alonso escaló con suMcLaren desde el fondo hasta la undécima posición, quedándose a un paso de la zona de puntos.

El también español Carlos Sainz, en cambio, no pudo completar la prueba tras salirse de pista en las primeras vueltas. Fue una despedida negra de Toro Rosso para el piloto, que a partir de la próxima carrera correrá por Renault. “No quería acabar así. Quiero pedir disculpas al equipo por el error de hoy”, señaló molesto.

Para Hamilton, fue la octava victoria de la temporada y la número 61 en su carrera. El piloto de Mercedes ganó cuatro de las últimas cinco pruebas y podrá celebrar el título en el circuito texano de Austin, donde selló su último campeonato en 2015 y ganó los últimos tres Grandes Premios.

Vettel, en cambio, sufrió un duro golpe en sus aspiraciones al abandonar en la quinta vuelta por un problema en la bujía de su Ferrari. El alemán, que comenzó la carrera en segundo lugar, se quedó sin potencia en su coche y, tras ser superado por varios rivales, regresó a boxes para no volver ya a la prueba.

De esta manera, el alemán sumó su segundo “cero” en las últimas tres carreras en Asia. El piloto de Ferrari abandonó en Singapur tras un choque múltiple en la primera vuelta y la semana pasada apenas pudo rescatar un cuarto lugar en Malasia después de haber comenzado la carrera en el fondo por un problema de motor.

“Ya habíamos percibido el problema cuando llevamos el coche a la parrilla de salida. Intentamos solucionarlo pero ya no era posible. Nos quedamos sin rendimiento desde el comienzo”, explicó con amargura Vettel tras recibir el consuelo de Maurizio Arrivabene, el jefe de la escudería italiana.

“Es una pena haber tenido estos problemas de fiabilidad en estas carreras. Todavía tenemos una oportunidad, aunque obviamente no está en nuestras manos”, señaló el alemán, que pidió a su equipo despejar la cabeza tras unas semanas estresantes. “Ahora es tiempo de tener un descanso y después darlo todo en las últimas cuatro carreras”.