Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Fury se queda sin título de la FIB por negarse a pelear

El pugilista británico pierde el cinturón por firmar la cláusula de revancha con Klitschko

El Universal

La polémica vuelve a rodear al boxeador británico Tyson Fury, que fue desposeído de uno de sus títulos mundiales de los pesos pesados por negarse a combatir con un aspirante y está siendo investigado por un presunto delito de odio hacia los homosexuales.

Fury perdió su cinturón de campeón versión Federación Internacional de Boxeo (FIB) al renunciar a enfrentarse al aspirante
oficial, aseguró el presidente de la organización a la cadena británica BBC.

“Es verdad que le hemos quitado el cinturón de la FIB”, dijo Lindsey Tucker. “Nuestro aspirante era Vyacheslav Glazkov, pero Fury se ha ido y ha firmado una cláusula de revancha Vladimir Klitschko”.

El púgil británico, que mantiene sus títulos de la Organización Mundial de Boxeo, la Asociación Mundial de Boxeo y la Organización Internacional de Boxeo, derrotó sorpresivamente a Klitschko el mes pasado y le arrebató las coronas de los pesados.

Fury prefirió disputar en 2016 una lucrativa pelea de revancha ante el ex campeón ucraniano que medirse con Glazkov, que sí combatirá por el título de la FIB. Klitschko no podrá, por tanto, recuperar el próximo año los tres cinturones que perdió.

Fury, de 27 años, está además siendo investigado por la policía por un posible crimen de odio después de realizar unas controvertidas declaraciones en las que aseguraba que la homosexualidad debería ser prohibida como la pedofilia, informan medios británicos.

Las palabras del boxeador han desatado una ola de protestas en el Reino Unido. Más de 100.000 británicos han firmado ya una petición para que el púgil sea excluido de la votación a deportista del año en la cadena BBC.

El canal de radio y televisión se niega a borrar a Fury de la lista, que encabezan el campeón mundial de Fórmula 1, Lewis Hamilton, y el tenista Andy Murray.

No es la primera vez que Fury provoca la polémica con sus declaraciones. Por ejemplo, condenó el aborto o pidió la legalización del doping en el deporte para “hacerlo más justo”.

El boxeador, de 2,06 metros de altura, admite que no quiere ser un ejemplo para los niños y no se muestra muy preocupado por el efecto de sus palabras.

Su opinión sobre el papel de las mujeres en la sociedad lo dejó claro al hablar de la atleta británica Jessica Ennis-Hill, campeona olímpica de heptatlón. “El mejor lugar para una mujer es la cocina y tumbada”, señaló.

En 2012, Fury tuvo que pagar una multa de 3.000 libras (unos 4.500 dólares) por asegurar que dos boxeadores ingleses era homosexuales y amantes.

Antes de su pelea contra Klitschko, Fury ya llamó la atención por sus declaraciones al considerar al ucraniano como “viejo bufón”, “idiota”, “robot” y “adorador del diablo” que tenía “el carisma de un calzoncillo”.