Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Abanderan a delegación mexicana que irá a Universiada de Taipéi

El sol pega en las instalaciones de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade).

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 15 (EL UNIVERSAL).- El sol pega en las instalaciones de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade). La explanada está lista para la ceremonia de abanderamiento de la delegación mexicana que asistirá a la Universiada Mundial, en Taipéi.

Los atletas, previo a la entrega del Lábaro, comparten sus distintas experiencias. Los grupos se marcan claramente.

Los clavadistas platican entre ellos. Los nadadores, notablemente más altos entre los tricolores, se ubican en la parte de arriba de la tarima. Los taekowndoínes también conversan. Por otro lado, deportistas de otras disciplinas intercambian experiencias antes de viajar a Asia.

La ceremonia comienza. Itzel Manjarrez, taekowndoína olímpica, es la abanderada nacional. El experimentado saltarín Jahir Ocampo lidera la escolta.

En representación de Alfredo Castillo, titular de la Conade, Pedro Benítez, subdirector de la misma, es el encargado de entregar la Bandera Mexicana.

Al término del Himno Nacional los atletas cambian los rostros de felicidad a uno más serio. El momento ya está aquí. Este martes viajan a Taipéi con la responsabilidad de poner el nombre del país en alto.

Manuel Merodio, secretario general ejecutivo del Consejo Nacional del Deporte de la Educación (CONDDE) asegura que la delegación tricolor es fuerte y se buscará buenos resultados. El ejecutivo comenta que los equipos de taekowndo, clavados, tiro con arco y tenis son la apuesta para hacer un buen papel.

Merodio responde a los atletas que no asistirán a la Universiada y que levantan la voz por ser ignorados, como el caso de la nadadora Diana Luna y la taekowndoína Ana Sarahí Pérez.

“Siempre hay quejas por parte de los atletas. Es desconocer el ámbito universitario. Normalmente, los que conocen cómo se desarrolla el deporte en las universidades, no dicen algo porque saben cómo es el ambiente”, argumenta.

“Muchos, que no conocen, hablan porque piensan que trabajamos como las federaciones y no somos como ellos”, considera. Concluye que hay temas pendientes al respecto.