Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

MLB va por managers latinos

No es ninguna fórmula secreta, pero apenas las gerencias de Grandes Ligas la están adoptando

HOUSTON, Texas, octubre 30 (EL UNIVERSAL).- No es ninguna fórmula secreta, pero apenas las gerencias de Grandes Ligas la están adoptando. Contratar managers latinos por su trato con el pelotero que incluye el manejo de dos idiomas y el conocimiento del beisbol con la fidelidad de un hombre que a diario se va a dormir después de leer la Biblia.

Los Nationals de Washington dieron a conocer este domingo que el ex jardinero de origen puertorriqueño Dave Martínez será su piloto para la próxima temporada. Martínez se une a su compatriota Alex Cora que en 2018 guiará a los Red Sox de Boston y a Rick Rentería, hijo de mexicanos que es responsable de la nave de White Sox de Chicago.

“Siempre se ha sabido que el jugador latino es muy inteligente. Tiene mucha audacia para las jugadas. Los equipos se dan cuenta del gran valor que tienen como managers por el manejo de los idioma”, declaró el mexicano Juan Gabriel Castro, coach de calidad en los Dodgers de Los Ángeles.

Es un secreto a voces que durante años, los equipos de Grandes Ligas sólo entrevistaban a los latinos para cumplir con el requisito de minorías, pero esa situación está quedando como letra muerta.

Y es que durante la actual temporada, 356 peloteros que nacieron en América Latina y el Caribe formaron parte de algún encuentro de MLB. La cifra representa el 26 por ciento del total de mil 358 jugadores ligamayoristas.

“Al jugador latino hay que arroparlo cuando llega con el idioma porque la adaptación puede ser difícil y obviamente su rendimiento no será como él quiere. Los equipos han hecho el compromiso de tener un intérprete para cada idioma, pero creo que muchas veces no es suficiente por el trato que debe existir”, añadió Castro.

En el Juego de Estrellas de 2016 que se desarrolló en San Diego, el comisionado de Grandes Ligas, Rob Manfred, declaró que “llama la atención la ausencia de un manager latino. Hay 30 empleos de alta rotación cuando se habla de los managers, y debería haber un mayor vaivén en términos de diversidad”.