Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Vergara conserva el negocio

Chivas se mantiene como negocio para su dueño Jorge Vergara, sostenido por aquellos que aún compran camisetas y pagan un boleto para ver a...

El Universal

Los buenos resultados deportivos no han acompañado al Guadalajara en los últimos torneos. El último título que celebró la afición tapatía fue en el Apertura 2006, de la mano de José Manuel de la Torre y desde esa tarde en Toluca, los rojiblancos no han logrado volver a la cima del balompié mexicano.

A pesar del panorama desalentador y la desconfianza de la afición, Chivas se mantiene como negocio para su dueño Jorge Vergara, sostenido por aquellos que aún compran camisetas y pagan un boleto para ver a su equipo.

“La marca del Guadalajara y de los equipos de futbol no vale en función de sus triunfos o derrotas, vale en función de la afición que la sigue. Para que deje de ser negocio, tendría que perder a su afición y jamás  la va a perder. Al Guadalajara lo mantienen los 30 millones de aficionados que tiene tanto en Estados Unidos como en México”, explica Luis Ramón Carazo, experto en finanzas deportivas.

Vergara conserva un mercado cautivo del que todavía puede obtener ganancias, aunque el también columnista deportivo, señala que los resultados positivos en la cancha son necesarios, “ya decidirá el señor Vergara si él puede sacar al equipo adelante o necesita  que alguien le compre la franquicia y  haga una mejor gestión. Pero él supone que tiene la habilidad para tener esa mejor gestión y cambiar los resultados, no se le están dando, pero la otra decisión de una persona que tiene un negocio y no le está funcionando es decidir que mejor lo lleve otro”.

Difícilmente las críticas a las decisiones de Jorge Vergara desgastarán la marca del Guadalajara. “Es una marca constituida a través del tiempo y es muy difícil que la deteriores. positiva o negativamente el Guadalajara está en la mente de todos, eso hace que valga la marca”, señala Carazo, pero también aclara que el valor del equipo si ha disminuido “porque no produce las mismas entradas y porque hay un rechazo hacia la forma de gestionar de Jorge Vergara, él ha unificado a mucha afición chiva”.

Por ahora el dueño del chiverío se queda con la tranquilidad de que su equipo seguirá aportando dinero a sus bolsillos, mientras se gesta la llegada del nuevo líder del Rebaño.