Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

UEFA conocía en 1998 que Platini cobraba de la FIFA

Abogados confirman que el ex futbolista y dirigente de la UEFA no tenía un contrato oculto

El Universal

Un informe interno de la UEFA elaborado en 1998 muestra que la organización conocía ya entonces que Michel Platini tenía un contrato con la FIFA, lo que el exfutbolista francés espera que pueda contribuir a invalidar las acusaciones de corrupción contra él.

El documento, revelado hoy en exclusiva por el diario “Le Journal du Dimanche” y cuya existencia los abogados de Platini confirmaron a Efe, fue distribuido en noviembre de 1998 a la cúpula de la UEFA, cuando la presidía el sueco Lennart Johansson, en una reunión en Estocolmo.

“Michel Platini estuvo implicado en la campaña de la elección de JSB (Joseph Sepp Blatter, presidente de la FIFA). Este último ya ha anunciado que Platini se convertirá en director deportivo de la FIFA”, señala el informe interno de la asociación europea.

El texto recoge que “se ha hablado de un millón de francos suizos como salario” de la FIFA para Platini.

Esa frase constituye, a ojos de la defensa y de los allegados de Platini, la prueba de que el exfutbolista no tenía un contrato “oculto” con Blatter, supuestamente como pago por haberle apoyado en la campaña para renovar su mandato en 2011, que es lo que investiga la justicia suiza y lo que sustenta la acusación en el seno del Comité de Ética de la FIFA.

El exseleccionador francés cobró en 2012, poco después de la reelección de Blatter, 1,8 millones de euros de la FIFA, lo que motivó la apertura de una investigación contra ambos.

Platini ha sostenido en todo momento que se trata del cobro de los atrasos por sus labores de asesoramiento a la FIFA llevadas a cabo entre 1998 y 2002.

“Toda la base del informe acusatorio del Comité de Ética de la FIFA se hunde con este informe. Ellos sustentaban su acusación en que no había ningún contrato y, por tanto, suponían que el pago en 2012 era porque Platini compró votos para Blatter. Ahora sabemos que eso es falso”, dijo a Efe el jurista Thomas Clay, miembro del equipo de defensa de Platini.

La nota interna, que los abogados llevarán la semana próxima ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), “muestra que la relación contractual” entre el exfutbolista francés y la FIFA “era conocida y no secreta”, agregó.

La instructora, Vanessa Allard, de Trinidad y Tobago, que en su informe final ante el Comité de Ética pidió la suspensión de por vida de Platini de toda función ligada al fútbol, “no fue capaz de encontrar el elemento decisivo, pese a que hizo un informe de 1.600 páginas”.

“Toda su instrucción está destinada a impedir que Platini se presente a la presidencia de la FIFA. Con ese elemento, podemos desarmar su montaje”, indicó Clay.

El jurista señaló que el TAS tendrá que tener en cuenta este nuevo elemento en su audiencia de la semana próxima, cuando examine la apelación de Platini a su suspensión de 90 días al frente de la UEFA.

“Tendrán que pronunciarse sobre el fondo de la acusación. Tenemos confianza en el TAS, es un órgano independiente. Todos los organismos de la FIFA han demostrado hasta ahora que persiguen que Platini no se presente a las elecciones”, dijo Clay.

El experto indicó que las instancias de la FIFA deberían hacer como la justicia suiza y suspender su investigación hasta que pasen las elecciones al frente de la organización, previstas para el 26 de febrero próximo.

La relación contractual entre Platini y la FIFA había sido ya confirmada por el presidente de esta organización, Joseph Blatter, aunque no demostrada con ningún documento escrito.

En una reciente entrevista con la agencia rusa TASS, Blatter recordó que propuso a Platini trabajar para él tras el Mundial de 1998 celebrado en Francia, pero la antigua estrella gala, que está suspendido temporalmente como él, pidió un millón de francos anuales, una cifra desorbitada para la FIFA.

“Firmamos un contrato, pero no por esa suma. Trabajó para mí hasta 2002, cuando lo eligieron para el comité ejecutivo de la UEFA y la FIFA. Después de esto, el contrato fue anulado, ya que él se convirtió en representante oficial de la UEFA”, explicó.

En 2010, Platini se dirigió a la FIFA para que le pagaran la deuda, a lo que Blatter respondió que el propio jefe de la UEFA estimara el monto.

“La cuenta se cifró en 2 millones (de francos suizos), a razón de medio millón por año. Yo aprobé el pago. Ese es mi lema: si le debo dinero a alguien, debo pagarle. Eso es todo. Ese dinero no fue un pago por ninguna otra cosa”, precisó.

Pese a la suspensión de 90 días impuesta por el Comité de Ética de la FIFA contra él, Platini, que ha recurrido ante el Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS), mantiene su candidatura a presidir el máximo organismo de gobernanza del fútbol mundial.