Al Calor Político




VISÍTANOS DESDE TU MÓVIL
Al Calor Deportivo

Todo lo que se sabe de la detención de Ronaldinho en Paraguay

La municipalidad de Asunción le otorgo al astro brasileño el título de Visitante Ilustre

Las tribulaciones de Ronaldinho Gáucho en Paraguay han costado el cargo al director de Migraciones, han dejado tres detenidos y de momento la libre circulación del exjugador, que estaba bajo custodia junto a su hermano por ingresar con pasaportes falsos en el aeropuerto internacional de Asunción.

Todo ello en un episodio que ha enfrentado a Migraciones con Interior y robado la atención de los paraguayos, medios y autoridades como las de la Municipalidad de Asunción, que el miércoles le otorgó el título de Visitante Ilustre.

COMO UNA ESTRELLA DE CINE

El enredo, cuya conclusión está pendiente de la decisión de la Fiscalía, donde el exjugador declaró este jueves durante ocho horas, comenzó con la mejor de las expectativas: con el exinternacional brasileño recibido la víspera por una multitud en el aeropuerto, donde también se fotografió con policías y ocupó la sala VIP.
Su presencia había sido ampliamente publicitada y obedecía a su apoyo a un proyecto de asistencia sanitaria gratuita a niños y niñas en el norte de Paraguay.
El jugador viajó a Asunción en compañía de Roberto, su hermano y encargado de sus negocios.

Salieron del aeropuerto escoltados por policías en dirección al Hotel Resort Yacht y Golf Club Paraguayo, en la ciudad de Lambaré, afueras de Asunción.

En ese lujoso hotel Ronaldinho tenía previsto poner su imagen al proyecto solidario, a cargo de la denominada Fundación Fraternidad Angelical, y a la vez lanzar un libro sobre su vida.

Hasta ese hotel se trasladó la tarde del miércoles el alcalde de Asunción, Oscar Rodríguez, del gobernante Partido Colorado, que le entregó la placa de Visitante Ilustre, en un breve acto en el que también tomó parte Dalía López, empresaria y, según los medios, presidenta de esa fundación.

NOCHE BAJO CUSTODIA POLICIAL

Esa foto cambió radicalmente cuando agentes de la Fiscalía y de la Policía Nacional se personaron en la habitación del exjugador y le exigieron la entrega de los documentos con los que él y su hermano ingresaron en el aeropuerto.

Y es que la Policía Nacional emitió una orden de arresto a ambos tras recibir información de Migraciones de que habrían entrado con documentos adulterados.
Es por ello que pasaron la noche bajo vigilancia policial y trasladados a declarar al día siguiente.

En ese procedimiento fue detenido el brasileño Wilmondes Sousa, señalado como la persona que les proporcionó los documentos paraguayos.

OCHO HORAS EN LA FISCALÍA

El caso se trasladó la mañana del jueves al Departamento de Crimen Organizado, del Ministerio Público, donde los dos hermanos entraron a través de una nube de periodistas que aguardaron en las afueras el largo trámite.

Poco antes, el fiscal de la causa, Federico Delfino, daba parte de la versión de la Fiscalía: que ingresaron con documentos paraguayos adulterados, que incluían dos cédulas de identidad, también manipuladas.

Añadió que el tipo penal al que se enfrentaría el exjugador del Barcelona sería el de uso de documento público auténtico de contenido falso.

Luego, y con Ronaldinho todavía declarando, la Fiscalía anunció la detención de dos mujeres que serían las que habían solicitado en enero los dos pasaportes.
Los cuales habrían sido después manipulados para que figuraran a nombre de Ronaldo de Assis Moreira (Ronaldinho) y de Roberto de Assis Moreira.

Tras la declaración de ambos, su abogado, Adolfo Marín, declaró a los medios que los pasaportes les fueron entregados hace un mes en su casa de Río de Janeiro por Sousa.

Según el abogado, Sousa fue quien acordó con el hermano del exfutbolista su participación en el evento benéfico.

Añadió que la creencia de Ronaldinho es que se le entregó esa documentación por una “cuestión de gentileza”, en referencia a facilitar su trámite en el aeropuerto de Asunción.

Ello explicaría que el exfutbolista y su hermano no hicieran uso del pasaporte brasileño con el que habían salido del aeropuerto de Sao Paulo con destino a Asunción.

GUERRA ENTRE MIGRACIÓN E INTERIOR

Al tiempo que Ronaldinho regresaba la tarde del jueves al hotel, el director de Migraciones, Alexis Penayo, anunciaba su dimisión y se eximía de toda responsabilidad en el escándalo.

Ya desde la mañana el ministro del Interior, Euclides Acevedo, había señalado a ese departamento por no haber impedido el ingreso de los dos hermanos una vez que sus pasaportes paraguayos no aparecieron registrados en el sistema de datos.

Penayo explicó que ninguno de los dos presentó personalmente sus pasaportes en ese control, sino que lo hizo alguien de la autoridad aeroportuaria, una práctica que admitió como habitual en determinados casos.

El funcionario indicó a los periodistas que el sistema informático dio como válidos los códigos de los pasaportes, pero acotó que Migraciones comunicó a Acevedo la existencia de posibles irregularidades.

IMAGEN PAÍS

Hasta el momento la Fiscalía no ha divulgado el papel jugado por la Fundación Fraternidad Angelical en el entuerto, si bien la noche del miércoles indicó en un comunicado que los dos hermanos dijeron que habían sido invitados por Nelson Belotti, dueño del casino Il Palazzo, en Lambaré.

Desde algunos medios paraguayos se hizo hincapié en las consecuencias del escándalo para Paraguay como país donde se puede obtener documentación falsa e ingresar en el mismo saltando los mecanismos de filtro de todo un aeropuerto internacional.